martes, 9 de marzo de 2010

Madre tenía los pies pequeños

 
Madre tenía los pies pequeños y el corazón enorme.
Nunca dejó de ser niña, eso se percibía en sus grandes ojos color verde-mar. Creía en la gente buena, daba sin esperar algo a cambio, sonreía y el sol se podía ver aún en los días más tormentosos.
Sus manos eran alas que acariciaban, su voz tenía sonido de campanillas.
Madre nos dejó un 25 de enero. Luego se sumaron ausencias, como si quienes la amaron fuesen a su encuentro. Ausencias  que, me gustaría creer, se cobijan en su regazo esperando dormirse con sus canciones que hablaban de pájaros y nubes.
Quedó tras ella un perfume de jazmín que se revela en noches solitarias,cuando el llanto me agobia. Entonces sonrío pensando en sus pies pequeños, sus manos de hada, su palidez de luna.
Estoy alcanzando la edad en la que madre dejó de ser hada para retornarse ángel, como lo fuera cuando me esperaba a la salida de la escuela y tomada de su mano, aprendí que el milagro tenía presencia de una mujer de pies pequeños y sonrisa de azúcar.

Hoy evoco su nombre, Clara. Y la nostalgia  me me trae aromas y sabores de un ayer con burbujas tornasoladas, duendes risueños y pétalos que cubren mi soledad.
Te pido que te detentas un momento para leer una entrada del poeta español, José Diez:


Una luz en la noche, a Catalina y Rebeca


Mis otros Blogs te aguardan:


34 comentarios:

Myr dijo...

ELla vive en tu memoria por siempre, CATALINA y gracias por compartir estas vivencias.
Besos, amiga.

Alimontero dijo...

Querida amiga Catalina, cuando recordamos así a nuestra madre, con nostalgia amorosa, y traemos al hoy lo que aqui evocas , es gratitud!
Esa gratitud es a la vida que recibimos "de" y "a través" de ella, de nuestras abuelas, bisabuelas, etc...y entonces, en tan bella entrada estás diciendo SI, A LA VIDA que proviene "madre de los pies pequeños, sus manos de hada, su palidez de luna".

Bello reconocimiento el que he leído,
"Catalina y Rebeca, son así: animosas, generosas, ingenuas, con esa levedad que da al ser la anónima existencia, las que dan vida, sin milagro, a una fiesta con bebidas no espirituosas, sin burbujas, y canapés variados bajos en calorías"

La vida está desplegándose ante tí!
Bendiciones y felicidades por eso!

Con todo el orgullo de saberme amiga tuya...;-)

Ali

fgiucich dijo...

Recuerdos que guardan en la perfección de tus letras una belleza que emociona profundamente!!! Abrazos.

Paco Alonso dijo...

Los recuerdos siempre dejan una estela prendida en la memoria, especialmente una madre.

Gracias por compartir.

Calido abrazo.

bellota_b dijo...

Evocas con tanta claridad a tu madre Clara que tienes un leve aroma a nostalgia.Yo trato mientras puedo estar con la mia.Para mi ella es exquisitamente imperfecta y la amo tanto que me provoca penita no estar muy cerca de ella.

Estoy bien después de este terremoto y sus secuelas.Tengo que agradecer tanto el estar con los mios,y simultaneamente triste por tanta desolcación y desesperanza en mucha gente,pero somos un país fuerte y sé que saldremos victoriosos.


Un cariño giganteeeee!!

Maya dijo...

Cata, en tus palabras recuerdas de una manera hermosa a tu madre. Me haces mucho recordar a los pies pequeños de mi abuela que da la casualidad usaba siempre colonia de Jazmín.

Te quiero mucho abu!!!!

bardinda dijo...

Dulces recuerdos que siempre se llevan en el corazón y fluyen al exterior con una sola mirada alrededor.

Un besazo.

Malena dijo...

MI querida Catalina: Me ha emocionado el leer tus palabras recordando a tu madre con tanto cariño y tanta dulzura.

Me he quedado leyendo lo que has recomendado de José Diez y no se puede negar que os tiene mucho afecto. Es hermoso estar rodeado de personas que te aprecian.

Mil besos y mil rosas.

SUSURU dijo...

Todo transmite belleza, amor, ternura, tansparencia.....

Clara como el agua
Clara como el agua
Clara como el agua Clara.....

supongo que conocerás esta canción que apareció en mi mente cuando leí el relato.

Hermoso homenaje recordando a tu mamá.

besotes

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que bellas remembranzas tienes de tu madre. Yo aún la tengo viva y disfruto cada momento con ella, siempre paso las fiestas más importantes con ella.

Y tienes razón hay detalles que jamás podremos olvidar de nuestras madres, algo la identificara en nuestros pensamientos eternos.
Abrazos

ybris dijo...

La ausencia nos suele traer lo mejor de los recuerdos.
Si es de alguien querido, mucho más.
Y, si se trata de una madre querida y admirada, ya no hay palabras.
Las tuyas son hermosas.

Besos
(Las palabras afectuosas de José Díez son sin duda merecidas)

Gabiprog dijo...

¿Cómo se llaman las ausencias cuando nos dejan en este abrazo de recuerdos?
Deberia ser una palabra bien hermosa.

Un abrazo.

Nerim dijo...

Me has hecho llorar mi querida Catalina. Muchas veces me he preguntado como me recordarán mis hijos a mi?, ojalá y me acunen en sus recuerdos aunque sea con nostalgia. Y todo lo que pido, es vivir el tiempo suficiente para que quede en el recuerdo de mis nietos.

Un besote

Narci dijo...

Bella y enternecedora tu evocación, las palabras parecen brotar del alma, presa aún y para siempre de su cariño.

Besos
Narci

Natasha dijo...

¡Fascinante lo que dedicas a tu mamá... Qué palabras y que Clara la Luz de tu texto... no pudiste haberlo dicho mejor todo lo que significó para ti ese ángel que te acompaño con sus trinos y sus truenos, ángel ensueño, ángel mujer, ángel madre, ángel de pies pequeños y corazón gigante... y que poderosa verdad la que viertes en esta frase: "aprendí que el milagro tenía presencia de una mujer de pies pequeños y sonrisa de azúcar. con esa frase tan trascendental me robas el corazón querida Catalina

Gracias por acordarte de mí, gracias mil por estar siempre, gracias por compartirnos tu sentir

Enorme abrazo de Naty

TriniReina dijo...

Cata, me ha emocionado mucho el post sobre tu madre y he estado pensando, mientras leía, que, cuánto daría yo porque mis hijos me recordasen así, con tanta ternura y cariño.

También he leído la semblanza que os hace a Rebeca y a ti, José Diez y es muy hermosa y debéis de estar muy contentas por ella.

Besos

LUCIA-M dijo...

Que dulce recuerdo que bello escrito felicidades! Por expresar también lo sentimientos.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Que hermoso es lo que has escrito.
Me emocionan tus palabras.
Que descanse en paz.

Besos.

"MISS VERY" dijo...

¡¡¡HERMOSO!!!

¡¡¡Felicitaciones!!!
los recuerdos permanesen siempre vivos en el alma...

Besos

Marinel dijo...

Jamás, jamás podría escribir yo algo tan infinitamente bello sobre mi madre.
He sentido una emoción indecible,porque hablarla así, decirla así, sentirla así...
Es bellísimo,querida Catalina.
Te dejó una herencia interna impresionantemente hermosa,¿no crees?
Divino texto, de verdad que me voy con lágrimas en los ojos.
Muchos besos,hermosa.

Marinel dijo...

Catalina; otra vez yo...
Y es que acabo de leer ese texto para ti y Rebeca,y tenía que decirte lo muy hermoso que me ha parecido.
Y como sé que lo harás, dile a Ivan que escribe maravillosamente bien y que espero que sigáis unidos con vuestras luces iluminando los caminos...
Besos para los tres.

La Gata Coqueta dijo...

Gaviota quisiera ser
trazando siluetas
en el azul del cielo
tornasolado.

Para acercarte
las ilusiones cultivadas...
intentando que
este fin de semana
sea más brillante
que el anterior.

María del Carmen

Juan Carlos Lozano dijo...

www.labitacoradelalma.blogspot.com

juank.

MAR dijo...

Clara dulce como ella...dulces nubes de algodón la acompañan.
Un abrazo como siempre lleno de cariño y amistad para ti.
mar

Myr dijo...

Gracias mi dulce amiga pór tus tan cariñosas palabras en mi blog. Shabat Shalom. Y en Julio nos veremos seguro, pues viajo a Argentina entonces.
Besos

dondelohabredejado dijo...

Me han emocionado muchísimo tus palabras sobre tu madre, y al ver su foto la siento como si fuese alguien de mi familia, no me preguntes por qué, porque no sé... pero me pasa.
Fui a la nota y me ha encantado, qué bueno cuando se agradece de corazón, cuando se recoje lo que se siembra.
Un abrazo, que tengas un hermoso fin de semana y te sientas muy bien.

María del Carmen dijo...

qsU MADRE SE ADELANTO EN EL CAMINO... TAN SOLO ESO.


Y siempre le esta acunando en su vida , porque umudarse epro nunca abandona a sus hijos.

Hay un cordón espiritual muy fuerte!

Por ello siempre ha de estar con Usted.

En otro orden te invito a pasar
por mis blogs,
EN:

www.cosechadesentires.blogspot.com

dónde publique un post en agradecimiento a algunos de los amigos que me han dejado sus huellas en decires,

Y ES uno de ellos,

y al final deje algo para que lo lleves a casa.
Este es un primer homenaje porque a todos en un solo post es imposible poner, ya veras porque lo digo.
Asimismo hay temas importantes en todos ellos.
Un alma plena de sentimientos

Dejo
mi cariño y mi paz
Marycarmen

Mis Blogs
www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusuros.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.cosecahadesentires.blogspot.com

Verbo... dijo...

De madre, a hada, a angel, y una diosa.

Un beso.

Mar dijo...

Que bellos recuerdos y de que forma tan cariñosa los describes, me ha encantado.

Feliz semana!!!

Besitossssssssss

Soledad Sánchez M. dijo...

No creo que sea casualidad. Tu recuerdo, tus bellas palabras para tu madre, son un regalo para mí. Se las llevo a la mía, que ya tiene a mi padre a su lado.

Gracias, Catalina, por estar ahí. Y me alegro de volver.

Un beso.

S.

Laly dijo...

Catalina, ya eres un àngel...y las hadas habitan tus dias.

Un beso


LalY

francisca dijo...

la sensación que tengo, aunque aun la tengo, es que aunque no está una madre físicamente permanece y está siempre presente.

te dejo un beso, querida Catalina,

La Gata Coqueta dijo...

Madre no hay más que una,,,y en cielo te esperará para darte besos de azucar y cubrirte de petalos con olor a jamín.

Un abrazo de amor y rosas.

Marí

Myrtha Milella dijo...

Caty, no conocia este escrito a tu mamá.
Es realmnete preciosos, toda tu ternura y nostalgia puesto en alas de tu poesia.
Recuerdo cuando comparaste los pies pequeños de mi suegra con los d e tu mamá.
Es angelical saberla a sí, con el canto en la voz, y ojos verde-mar.
Aunque no la conocí, la recuerdo los 25 de enero, estando ese día junto a tí.
Besos,
Myrtha