Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2007

Noche [Verónica Curutchet]

Imagen
A Catalina Zentner,
con quien comparto la vida en la distancia



CUANDO LA NOCHE AVANZA TE ABRAZAS A LA LUNA
te desvaneces en el aire, en el silencio, en su brillo eterno
entre luces y sombras reposa tu nostalgia
y yo te miro desde lejos, desde mi lugar en el mundo...

Las melodías añejas siguen escuchándose
las olas del mar abrazan y besan tus recuerdos
las ausencias ya no son ausencias son presencias
no sangran tus entrañas, reposan en el latido de tu alma.

Tu noche es compartida
bañada de amores
portal de estrellas al pasado.



Verónica Curutchet Derechos Reservados

Él quiere...[Catalina Zentner]

Quiere escribir sus versos un poco a la deriva, sin ramales oscuros ni marcas de tristeza.
Sus sueños simples son, su escritura también. Creen de las cigarras el canto necesario y alguna vez describe su encuentro con sirenas, cierta tarde de marzo en una ignota playa.
Él camina. Sus pasos lo llevan dondequiera y le duele volver.
Hoy su visión enfoca una calle arbolada cruzada por carretas cargadas de hortalizas. Tropieza con un niño que juega a la rayuela. Y luego, en la lumbrera, ve a una muchacha tímida aireando al sol las sábanas que arroparon sus ansias.
Él sabe que no es sueño, que son seres auténticos, sedimentos de un todo, fragmentos de utopías. Que es posible el camino lado a lado, sin prisas, ni ídolos de barro ni dioses antagónicos.
Quiere narrar un cuento dando vuelta la historia pero no sabe cómo ¿Dónde están las palabras que ha perdido el poeta? ¿Dónde se esconde el verde y los pájaros de Trejo?
Yace su mano inmóvil como sobre una tumba y cierra su cuaderno, tal vez hasta ma…

Dedicado a la mujer [Gustavo Tisocco]

Nocturna/diurna
destilas oasis en la sed.

Te desarmas en racimos
purificando brotes.

Un útero te ennoblece.

Emanas desde tus senos
el néctar del futuro.

Mujer del ancho cielo
despliega tus brazos
para que seamos tierra.




Gustavo Tisocco Derechos Reservados

Postal [Catalina Zentner]

Imagen
Ni cántaros de luz ni serpentinas envolventes
sacuden el viento del hastío.
Todo en derredor conjura el más perturbador
de los silencios.
Con su paso cansino adivina un norte inalcanzable.
A su espalda, el sur palpita trémulos sonidos,
como si un arpa llorase signos inaudibles.
La luna se echa de bruces sobre el río.
Un suicidio de alas, un torrente de bruma,
libélulas yacentes. En tanto, un corazón
se pierde muy lentamente en la distancia Catalina Zentner Marzo/2007

Como cuenta gotas [Elisabet Cincotta]

Imagen
como cuenta gotas filtra sentimientos
para ocultar aquellos que le duelen.
En su mano la gubia levanta la corteza,
en tímido aserrín desgaja ilusiones.

Una pieza moldeada a su manera
forma la coraza de sus días,
mas adentro de sí misma
hay retoños que lloran cada partida.






Elisabet Cincotta

Hay una mujer [Elisabet Cincotta]

Hay una mujer que transita melancolía, una mirada clara y apenas una sonrisa.
Hay una mujer que me abraza y parte.
Me lleno de lágrimas, ella gira su rostro no quiere que su emoción empañe la despedida.
Esta mujer frágil por dentro, fuerte coraza, parte de mis manos, permanece a pesar de la distancia.
Ella sabe que no hay olvido, que existen lazos, que somos hermanas.
Bebo mi café en la taza signada con mi nombre, recorro cada instante,
como en un ritual, para capturarla.
(y hoy en Buenos Aires llueve... no le creas, son lágrimas)




Elisabet Cincotta Un día de verano, en Buenos Aires Febrero de 2007

Ella quiso ser sombra [Catalina Zentner]

Imagen
Quiso volverse sombra
abrazada a silencios
implacables
vacíos.

De carmesí exaltado
cubrió sus frustraciones
y cerrando los ojos
se sumergió en la noche.

Con ella se fugaron
algunas entelequias
un par de mariposas
un albatros y un cisne.Catalina ZentnerMarzo/2007

Y las naves partieron [Catalina Zentner]

Imagen
Y las naves partieron
sin llevarse sus sueños
sin cargar los azules
que medraban su arbitrio.

Buscadora de albores
tenaz en la intemperie
doblada por el viento
sucumbió ante la herrumbre.

La casa está en penumbras
vencida está la aldaba
el silencio
el silencio
respira en cada grieta.

Y las naves son puntos
cada vez más distantes
hasta hacerse invisibles
tragados por la bruma.

Ella dice: ya es tarde
la cena no está lista
recogiendo una lágrima
la guarda en un bolsillo.



Catalina Zentner
Febrero, 2007

Ella...[Myrtha Milella]

Imagen
Ella, enjugó una lágrima de miel y partió alumbrada por el alba que asomaba

Se fue por los caminos que devoran distancias en serpentinas de tiempos, donde las preguntas de las noches aterraban sus desvelos, esperando deslizarse blanca en el cobijo de luz que provocaban sus propias incertidumbres
Por tal… deambuló en la vieja casa, palpitó cada uno de los rincones creyendo escuchar en las paredes enhiestas el teclado de aquella máquina de escribir donde hilvanaba sus primeros poemas .
Así…
Cabizbaja y abandonada en laberintos de vigilias forzadas, sumado sus memorias se arropó en esperas que serán las lumbres de una búsqueda al deseo de arrojar al abismo los miedos de tantas sombras sin sentido.

El río azul salpicó el silencio de sus brumas, sin percibir la bahía de sus ojos cielo, el cansancio de escalar soledades, la nostalgia que colgaba de sus hombros doblados de tanto transitar recuerdos.

Ella era una, regresará a la tierra con una parte de su corazón, la otra, espera la victoria del so…

Desasosiego [Verónica Curutchet]

Imagen

Sentada frente al río [Catalina Zentner - Rebeca Montañez]

Imagen
Sentada junto al río
hasta donde no llega la mirada
el suplicio de ausencias
pincelando el agobio
inclemente
voraz
asesina un crepúsculo.

Nada turba el ensueño
amarrada a las sombras
deja volar los mirlos.

El adiós se desliza
tenaz
impenitente
sobre las azaleas.

Febrero está durmiendo
una siesta implacable.


Catalina Zentner



Tanka Junto al rio
En pos de la ternura
Pasa la tarde
Retiene las caricias
En sus manos vacías Rebeca Montañez