jueves, 3 de abril de 2008

En paz



Estar en paz


con aquellos que amé

y estrenaron sus alas al dejarme

ansiosos de otros cielos más templados

sin tantos nubarrones turbulentos.


Sentir que palmo a palmo

cimenté

el tabernáculo donde albergar mis entelequias

dejando en el olvido el despertar

cuando imploré piedad y hubo silencio.


Estar en paz

mientras la luna y las estrellas

alumbran hermandades

donde no queda espacio a mis delirios

y me embozan las pleuras del azar

hasta donde me alcance la incoherencia.


Estar en paz

es abril y es primavera.

¡Es tan diáfano el aire y limpio el firmamento!

Florecen los recuerdos dulcemente

perfumando la esencia de las cosas.


Hay un temblor de alas en mis versos

un pájaro anuncia algún retorno

y una ascensión de nubes transparentes

testimonian la paz recuperada.


Hoy clausuro las páginas brumosas

es tiempo de escribir nuevos capítulos.

25 comentarios:

Georgie dijo...

Me llegó, Cata. Muy clara, diáfana. Por supuesto que este comentario no está siendo todo lo objetivo que quisiera, y carga con el plus de sensaciones personales y vivencias últimas que lo peculiarizan.
Pero la poesía, que arranca desde vos, y hoy se nos encarna a tus lectores, es bien expresiva y, genialmente redondeada con tus colores.
Un saludo grande!

Migdalia B. Mansilla R. dijo...

Siempre he pensado que la vida es un círculo, que vivimos en la noria del tiempo y en los pasar la vida. Nos vamos, volvemos, nos dejamos, nos reencontramos, y como hechizo maravilloso, está el hilo del sentimiento, diáfano, seguro del afecto sincero.

Bello poema, que siento de reconciliación contigo misma y con el mundo.

Besos y gracias por las visitas y los comentarios que siempre son bien recibidos.

Migdalia

Elisabet Cincotta dijo...

Siempre hallar la paz significa acercamiento. Las despedidas siempre otorgan encuentros son esos encuentros parte de la paz que anhelamos.
Bello poema como siempre.
Besos
Elisabet

julia del prado morales dijo...

Catita leyéndote con agrado, este poema trae esperanza en los versos finales. Queriéndote, Julia

http://Juliesusfotosyescritos.blogpspot.com

Catalina Zentner dijo...

Georgie, Migdalia, Elisa, Julia...
sentirse en paz con uno mismo y los demás, llega luego de turbulencias, y trae una dulce serenidad que se trasluce en lo cotidiano.
Gracias por vuestras visitas.

Soledad Sánchez M. dijo...

Cuando conseguimos este sentimiento, todo fluye desde nosotros y hacia nosotros.

Y es maravilloso.

Gracias por darnos este respiro.

Volveré a visitarte siempre que pueda.

Un beso.


Soledad.

Catalina Zentner dijo...

Soledad, con agrado he devuelto tu visita, ¡vuelve cuando quieras!

La_Sonyadora dijo...

Bellísimo Cati, es estupendo detenerse aquí.

Erika

Isabel Romana dijo...

Sencillamente maravilloso este poema. Mis felicitaciones.

Catalina Zentner dijo...

Erika, Isabel, complacida con vuestras visitas, ¡vuelvan pronto!

PIZARR dijo...

Catalina, hace unos años podría haberte pedido prestados estos versos para expresar adecuadamente aquel momento vital.

La clave está en eso, en saber llegar a estar en paz, con uno mismo y con los demás, por mucho daño que hayan podido hacernos o dolor inflingirnos.

Me gustan tus versos
UN BESO

Catalina Zentner dijo...

Pizarr, para llegar a alcanzar la paz, solamente tenemos que dejar a un lado elementos que nos causaron dolor, dejarlo sedimentar, extraer la enseñanza (que siempre nos deja) y mirar hacia adelante.
Lleva un tiempo, pero es posible hacerlo por etapas, sin escatimar autocrítica.
Un beso enorme,
Catalina

NancyQ dijo...

Que bella sensacion cuando empieza la primavera, se termina la bruma y los brios aumentan...
Besos Catalina, es un bello post

Catalina Zentner dijo...

Así es, Nancy, y la sensación de paz no es pasajera.
Un beso,
Catalina

Raquel Fernández dijo...

Catalina, este poema lo siento mío. Me vi tan reflejada en sus palabras, en su cadencia, en su esperanza. El final es sencillamente perfecto.
Te dejé algo en mi blog.
Un abrazo!

AGUALUNA dijo...

Que bello Catalina, encontrar la paz, y dentro de ella olvidar y perdonar.
Avanzar a una nueva etapa, casi como renaciendo al igual que un capullo.
Oxigenándose y dejar que la bruma se la lleve el mar y los vientos de primavera dorada.

Hermoso mensaje , sumergido en un bello poema y una hermosísima imágen.
Besitos en flor mi querida Cata.

Agualuna

Catalina Zentner dijo...

Raquel, en el lateral izquierdo luce tu obsequio ¡Gracias!

Agualuna, primavera es esperanza y amor que brota del alma.

Un abrazo a ambas.
Catalina

Luciano Doti dijo...

La melancolia va y viene, y suele ser inspiradora para escribir poemas; tambien lo es superar ese estado y recomenzar.

Lola Bertrand dijo...

Un poema bellímo, amiga, lo cierto es que eres una poeta llana de registros.
Abrazos
Lola

Andru dijo...

"Hoy clausuro las páginas brumosas
es tiempo de escribir nuevos capítulos"... me lo quedo!! jaja!
Hermoso Cata...

Gracias x pasar por mis blogs y leerme.
me encanta!!

Besos de noche lluviosa... y de otoño, como si fuera poco!!

TOROSALVAJE dijo...

Estar en paz no resulta fácil porque para ello tienes que aceptar todo lo que te haya ocurrido sin un asomo de nostalgia, y haber vencido a todo el dolor que haya existido.

Ojalá lo logres.

Besos.

Catalina Zentner dijo...

Luciano, Lola, Andru: el primer paso hacia la paz está dado, es el más importante.

Toro, nunca derribamos del todo las paredes que contienen nostalgias y tristezas, en la aceptación de lo inevitable hallamos la esencia que enciende esperanzas.

En esto estamos, amigos.

Wilhemina Queen dijo...

Felicidades! por el comienzo de nuevos capítulos!

Maria Jesús dijo...

Tu paz me llega y tus palabras me estremecen... pocas veces había leído tanta belleza condensada en unas pocas lineas. Es maravilloso poder leerte. Eres genial. Tu talento es abrumador. Te leo y me siento conectada a ti.

Catalina Zentner dijo...

While, María Jesús, es lindo volar sin cargas que pesen en nuestras alas.
Abrazo,
Catalina