Lágrimas


Mis lágrimas forjaron un puente de cristal que se trizó cuando mi alma intentó cruzarlo al lanzarse hacia el vacío.

Un espectro me designó heredera del quebranto y la agonía. Desde entonces, envuelta en maleficios, ahogada de fantasmas agoreros, perdí mis rumbos ciertos.

Amasijo de arcilla ciega y fatigada, busco el túnel que me encamine hacia la noche redentora.

Y me abrazo a un árbol taciturno esperando la hora más antigua para ser, al fin, la sombra detenida en el límite del cielo y el infierno, más allá del principio y el final.



Catalina Zentner

Comentarios

Gerardo Omaña ha dicho que…
Simpleza infinita que nos une
que nos llama y nos confunde.

Y es que todo nos mueve al mismo espíritu
donde el tiempo nos envuelve,
nos amarra y estremece.

Un beso para tu alma.
Elipse ha dicho que…
Catalina, creo que cualquier palabra que aquí exprese nisiquiera serían dignas representantes de lo que sus palabras me hiceron sentir...
Besos!
Catalina Zentner ha dicho que…
Gerardo, Elipse, mi alma recibe el beso y los abraza, agradecida.

Memorial de Silencios
Cofre de Haikú
De Ausencias y Soledad
Trini ha dicho que…
Catalina, ya sabes mi amor por tus Haikus y Tankas; pero este poema de hoy me parece perfecto. Me ha llegado muy dentro. Gracias por escribirlo.

Abrazos
Fermina Daza ha dicho que…
Cuántas veces me he sentido así, perdida, sin rumbo, con todos los esquemas rotos. Tus palabras son un bálsamo en esos momentos de desconcierto.

Un abrazo

Irene
Ana R ha dicho que…
La sensibilidad siempre se mueve in extremis ,a la deriva...

Un beso

Entradas populares de este blog

LOS INDIOS TABAJARAS-VALS EN DO SOSTENIDO-OPUS 64''2CHOPIN-WALTZ