Hubo un tiempo...



Hubo un tiempo en que el inicio de un nuevo año abría rendijas por donde se colaban sueños, esperanzas, intentos de cambios, toma de decisiones, todo ello como resultado del balance interior al cual sometíamos lo vivido, con su carga de frustraciones y momentos felices.

Casi siempre, estos últimos, los menos.

Hoy prefiero no hacerlo. Dejo, simplemente que el día a día desoville la madeja de lo que quisiera, podría, dejaría de lado o tomaría como regalo inesperado y maravilloso que aminore el choque con realidades no deseadas.

Hoy comienza un nuevo año. ¿Distinto, mejor, peor que el que se ha ido?

¿Es que vale la pena seguir en la ilusión de un mundo donde aprendamos a mirarnos en los ojos del otro? ¿Un mundo donde el odio sea desterrado y los honestos ganen la partida?

Mis utopías fueron mutiladas, una a una. Quedan algunos recortes, muy escondidos donde no los alcance el filo del desamor. Acaso alguna vez junte valor para rescatar esos fragmentos y sacarlos a la luz.

Mientras, sigo al rebaño y levanto mi copa para brindar por la continuidad de los ideales y la permanencia de las convicciones. Saborear las doce uvas del desengaño amerita un trago que disfrace la acidez que me han dejado en la boca. Es que este año, la uvas que me tocaron no fueron de las más sabrosas.



Catalina Zentner

Comentarios

PASEO MAGICO ha dicho que…
Catalina, siempre vale la pena seguir creyendo en un sueño, siempre vale la pena mirarnos a los ojos, el mundo va a cambiar, te lo prometo.

JAMAS DEJES DE SOÑAR

Verónica desde PASEO MÁGICO
Lola Bertrand ha dicho que…
Estoy completamente de acuerdo con lo que expresas en tu texto, Catalina, no sabes cuánto te estimo y deseo lo mejor.
No solamente eres una gran escritora si no también una gran persona.
Abrazos de mar.
Lola
Trini ha dicho que…
Haciendo un balance general, no puedo quejarme del dulzor de mis uvas. Aunque de unos años acá, prefiero vivir el día a día.

Por un año más feliz que el anterior.
Besos
Hay que seguir creyendo, es el motor de la vida. Dónde quedan nuestros sueños, si ni nosotros creemos en ellos? Si el mundo está al reves y pareciera que nada sirve, yo creo en los milagros y se que si yo creo y uno cree y varios creemos podremos lograr el gran milagro de que las utopías lleguen a ser ciertas alguna vez en nuestra vida o en otras vidas...
Un gusto saludarte Catalina! Espero tengas el mejor de los años, aunque no te lo hayas planificado!

Claudia
PASEO MAGICO ha dicho que…
Ya ves que regreso, y me interno en tus caminos y senderos, todos ellos llenos de flores, perfumes,y recuerdos.
Aquí me siento protegida. El abrazo de tus letras llenas de calidez me sostienen en tiempos difíciles.
Te sé cerca y te lo agradezco.


Verónica Curutchet...
No te olvides de visitar...
¿Querés Mirar?
Jardín Haikú
Paseo Mágico
Mariposas & Girasoles
El Mundo de Wilhemina Queen
Útero de Papel
Cartas de Amor, de Locura y de Muerte

Soy un pedacito de:
Amor
Joan Pinardell ha dicho que…
Soy Joan y vengo a decir que comparto todo lo que dices... a mi también me pillan estos cambios a contratiempo...
luchemos por la luz de las palabras y por los sentimientos silenciosos que viven en nuestros corazones y nunca morirán...brindemos por nuestra levedad y por la vida, siempre agridulce, siempre, mercenaria y profeta... viva la luz y el amor
un abrazo... y feliz año... dios que sea feliz ... si...
abrazos
Catalina Zentner ha dicho que…
Mi gratitud enorme a todos los que se detienen para darme amor y comprensión.
Y como dice Joan, apostemos a la luz y al amor... que si las llamamos puede ser que nos respondan.
Memorial de Silencios
Cofre de Haikú
De Ausencias y Soledad

Entradas populares de este blog

EXTRAÍDO DE LA WEB La Fábrica de las Palabras

¡Feliz cumpleaños, hija mía!