miércoles, 8 de julio de 2015

Infancia, bosque azul




Algunas noches sueño con un bosque
con árboles azules y ardillas atrevidas.
El sol casi al alcance de mi mano,
el dulce  limpio olor a tierra húmeda.

Algunas noches sueño con un bosque
y duendes con sombreros puntiagudos
que retozan brincando entre los setos
mientras juegan a esconderse de las nubes.

Algunas noches sueño con un bosque
y rescato a una niña, desde lejos
que jamás olvidé y no me abandona
azul infancia, bosque del recuerdo.
Catalina Zentner Levin

6 comentarios:

Myriam dijo...

Eso, Catalina querida, nunca perdamos a la nina que
llevamos dentro. Te veo en ese bosque azul!!!

Besos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

No hay nada más bello que nuestros sueños, por eso jamás debemos permitir que nos los roben.

Me enncato ese sueño lleno de colores y de fantasias y buenos deseos.

Abrazos

María dijo...

Querida Catalina, no sabía seguías publicando, me acabo de llevar una sorpresa.

Hoy con tu entrada hemos vuelto a la infancia, en ese bosque donde los sueños se pierden y las distancias se acortan.

Un beso muy grande.

eduardo jqk dijo...

¡Sácala!, déjala salir, el paraiso está afuera, donde los colores se pierden en olores y los niños jugamos en serio.

Catalina Zentner Levin dijo...

Gracias a todos los que pasan por este rinconcito del alma.

Silvia Cristina dijo...

Hola Catalina!!! Que placer para mi haberte encontrado nuevamente...leer tus versos...me encantan...(deje a un lado el blog...recorro muy poquito.... tengo poco tiempo..tengo nieta..tiene 2 años y medio..es una dulce...estamos felices!!!!

Un enorme abrazo para ti....

Silvia Cristina