jueves, 24 de junio de 2010

Senryu 35 y un poema de Laura Beatriz Chiesa

Por los aborígenes de Argentina, totalmente abandonados a su suerte.


ESENCIA INDIA




Son pieles de canela,
curtidas y resecas
por los vientos filosos
o los soles de arena,
que invadiendo el espacio
-desde un cielo que observa-
los envolvió y en bronce
convirtió sus ojeras.
Su agilidad felina,
su innata inteligencia
los ayudó, pacientes,
a poderse expandir,
logrando con arrojo
frágil supervivencia
porque invadidos fueron
por la blancura hostil.
Soñaron con la vida
tranquila, con sus hijos,
y pronto le enseñaron
a dudar y a morir,
reaccionando en sus lanzas
con impulsos guerreros
que sus Dioses les dieron
para poder vivir.
Y aquellos ojos mansos
brillaron como un lince.
Valientes trashumantes
supieron de la lid,
generando estrategias
que aquel miedo imagina
y no obstante tuvieron
que hincarse y admitir.
Aún hoy vuelan plumas.
Reviven sus tatuajes
y en esas pieles blancas
de nuestra juventud,
regresan sus adornos
con visión de moderno
siendo el alma de aquellos
que retornan con luz.
¡Qué ironía de vida!
¡Qué lección de lo eterno!
¡Cuánta visión absurda
al pretender creer,
que son inventos bellos
de mentes del progreso,
cuando en verdad el paso
se dio para el ayer!
Y cuando más pensemos
en llegar al milagro,
silenciosos iremos
a aquel atardecer,
donde Dios nos creara
cual primitivos seres
porque allí está la esencia
que debemos beber.


(del libro: "De viejos sabores para no claudicar)


Laura Beatriz Chiesa  (Nació en La Plata (Bs.Aires)
Publicó:  Historias en Verso y prosa”; “Polen de una Rosa Amarilla”; “Voz de Tinta”; “Hablando Espacios”(sonetos); “Viejos sabores para no claudicar”)

martes, 22 de junio de 2010

Celebración familiar

Es difícil tener los amores repartidos. Mitad de la familia a la vuelta de la esquina. La otra parcela, con el océano por medio.
Sólo nos resta disfrutar los instantes sin dejar de imaginar el abrazo que nos falta, para que nuestros sueños tengan consistencia, sabor y colorido.
Sumados los cercanos y ausentes, conforman el círculo de vida que nos permite agradecer la tibieza del sol, la claridad del día, el brillo de la luna, la caricia de la llovizna.



¡Esta es la parte que me falta! Espero poder abrazarlos pronto...

jueves, 17 de junio de 2010

La mirada entre nubes


Un contraste de nubes.
un barco que se aleja.

Se pierde la mirada
y buscamos alturas
tal vez inalcanzables.

Atesoramos sueños,
descartamos lo vano,
perseguimos luceros
ocultos por la niebla.

Mi sombra no retiene
el punto del olvido.

Acaso entre dos nubes
parecidas y opuestas
o en un banco de estrellas
preñadas de poesía
se esconde lo que busco.

 ¡Ay nubes que me cierran
los portales del alma
perdiéndome en ausencias
de soledad y llanto!

jueves, 3 de junio de 2010

Exposición de Liliana Lucki en Buenos Aires

Fue una tarde deliciosa a pesar del otoño gris,  en Buenos Aires.
He tenido bellísimas experiencias al conocer a amigos  blogueros, personalmente. Me ha sucedido con:
Myriam
 Ali Montero
 Nerina Thomas
  Any Carmona,
Thelma Sandler
¡y ahora con Liliana Lucki!
¡Visiten sus Blogs, los recomiendo!


Dice Liliana:
"Estoy trabajando siempre y es mi pasión.
El dibujo, una especie de baile de mano y lápiz.
Las pinturas al óleo me permiten expresar un laberindo de recuerdos y reflejos del alma... sumando trabajo y pensamiento.
Siempre que hago un collage, utilizo partes de mis obras.
Pinto, luego rompo y armo un nuevo y diferente trabajo.
Todo es parte de mis trabajos y de mi imaginario interior.
Las obras se convierten en historias que cada uno puede leer a su manera.
Las piedras son regalos del mar, un regalo de la naturaleza.
Respeto sus formas y recreo sobre ellas rostros que parecen bocetados por el mar. solas o en conjunto, son minimundos naturales con mi colaboración pictórica".

Un cuadro de Liliana, que comparto con ustedes: 
Ella y su fruta.
¡Bello! ¿Verdad?

Café, atardecer y dulces momentos compartidos...
¡Gracias, Liliana por los colores,
la belleza,
la amistad!




A los que me siguen, me leen y me apoyan, mi abrazo sincero
y un ¡hasta pronto, querida gente!
Es tiempo de tomarme algún descanso.

miércoles, 2 de junio de 2010

Partiré hacia la tierra donde todo es olvido


Partiré hacia la tierra donde todo es olvido
donde nadie reclame área de pertenencia
allí la luna estrena vestido de esponsales
aguardando los pasos del amante discreto


Sin otros abalorios que una estrella amarilla
como una antigua estampa cuarteada por el tiempo
estrujaré el pañuelo que sabe de mis lágrimas
dejando tras mis pasos azucenas vivaces.

¿Habrá luz que conduzca al sitio prometido?
¿Puerto de evocaciones
guillotina de nardos
ascensiones extrañas
rituales exquisitos?

Hay misterio
en el aire flotan presentimientos
el aire no traiciona
es puro y trae aromas frutales
y me envuelve
con mantilla de nubes
y llovizna de pétalos.

Lunes de flores pálidas
húmedas de tristeza.



Catalina Zentner
Buenos Aires, 2010