jueves, 24 de junio de 2010

Senryu 35 y un poema de Laura Beatriz Chiesa

Por los aborígenes de Argentina, totalmente abandonados a su suerte.


ESENCIA INDIA




Son pieles de canela,
curtidas y resecas
por los vientos filosos
o los soles de arena,
que invadiendo el espacio
-desde un cielo que observa-
los envolvió y en bronce
convirtió sus ojeras.
Su agilidad felina,
su innata inteligencia
los ayudó, pacientes,
a poderse expandir,
logrando con arrojo
frágil supervivencia
porque invadidos fueron
por la blancura hostil.
Soñaron con la vida
tranquila, con sus hijos,
y pronto le enseñaron
a dudar y a morir,
reaccionando en sus lanzas
con impulsos guerreros
que sus Dioses les dieron
para poder vivir.
Y aquellos ojos mansos
brillaron como un lince.
Valientes trashumantes
supieron de la lid,
generando estrategias
que aquel miedo imagina
y no obstante tuvieron
que hincarse y admitir.
Aún hoy vuelan plumas.
Reviven sus tatuajes
y en esas pieles blancas
de nuestra juventud,
regresan sus adornos
con visión de moderno
siendo el alma de aquellos
que retornan con luz.
¡Qué ironía de vida!
¡Qué lección de lo eterno!
¡Cuánta visión absurda
al pretender creer,
que son inventos bellos
de mentes del progreso,
cuando en verdad el paso
se dio para el ayer!
Y cuando más pensemos
en llegar al milagro,
silenciosos iremos
a aquel atardecer,
donde Dios nos creara
cual primitivos seres
porque allí está la esencia
que debemos beber.


(del libro: "De viejos sabores para no claudicar)


Laura Beatriz Chiesa  (Nació en La Plata (Bs.Aires)
Publicó:  Historias en Verso y prosa”; “Polen de una Rosa Amarilla”; “Voz de Tinta”; “Hablando Espacios”(sonetos); “Viejos sabores para no claudicar”)

29 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Es la historia de nuestros pueblos indígenas y creo que a todo lo largo de la América Latina se cumple ese olvido perverso de los que son los verdaderos dueños de estas tierras,

Precioso escrito que evoca lo más noble del ser indígena.

Saludos

Alimontero dijo...

Como dice Roy, es la historia nuestra, del pueblo indígena latinoamericano...
De esa piel curtida, de sabiduría ancestral, que ama la madre tierra y respeta a sus mayores...me siento parte...

Bellísimo mi querida Cata...
Gracias por publicar un canto al reconocimiento de quienes inicialmente poblaron nuestra tierra.

Un gran abrazo,

Ali

julia del prado morales dijo...

Buen haiku, para trascendental poema, besos Julia

LUCIA-M dijo...

Bonita historia... me gusta pasar por tu casa...
Besos.

Maru dijo...

Les debemos mucho a nuestros pueblos originarios.

besitos

Marinel dijo...

Son hermosos los versos, el senryu y sobre todo el sentimiento de impotencia,de angustia ante la desalmada actuación de seres humanos,contra seres humanos.
Siempre será deprimente que haya personas sin corazón,capaces de auténticas barbaridades...
Besos miles.

Tomás Mielke dijo...

genial el Senryu, si señora, muy bueno

un abrazo

Myriam dijo...

Buen homenaje a algo que es muy triste.

Myriam dijo...

y besos

dondelohabredejado dijo...

Unmaravilloso homenaje a quienes merecen esto y mucho más, olvidados y tristes...
Un abrazo.

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Catalina: gracias, muchas gracias por la publicación. Es un orgullo para mí estar en su Revista.
Gracias, también, a los lectores que han comentado. Los saluda con afecto,

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Catalina; muy bueno el Senryu35 de tu autoría, es un bello complemento para el poema. Te abraza y agradece, nuevamente,

La Gata Coqueta dijo...

Se acerca
en mutuo silencio
y languidez extenuá

Otro fin de semana
para allegar el descaso
y ser disfrutado

Según va emergiendo
cual fuente cristalina
desnudando el alma

En un simulado abrazo
en las verjas del olvido
esperando el siguiente

María del Carmen

Malena dijo...

Mi querida Catalina: Es un precioso poema que nos habla de la dignidad de unos pueblos y del olvido a los que están sometidos. Como tú dices: "Dolor de siglos y tierra despojada. Nada ha cambiado."

Espero que todo cambie.

Mil besos y mil rosas.

fgiucich dijo...

La inmensa realidad donde todavía reina aquella triste sentencia que todo cambia para que nada cambie. Abrazos.

More Baker dijo...

Qué lamentable esto,pero tan cierto lo que dices en tu senryu, amiga. Y el poema una belleza, dolorosa ciertamente pero una belleza. Gracias pro compartirlo con nosotros. Yo también creo que algún día la Justicia Divina presente quizás en nosotros mismos devolverá la Vida que fue arrancada poco a poco a nuestros hermanos, a nuestros primigenios padres.
Abrazo tu alma sensible.

María Jesús Verdú dijo...

Preciosa historia y precioso leerlo. Catalania, ¿cómo estás? Me alegró muchisimo tu visita a mi blog. Besos, sabes que te arpecio

La Gata Coqueta dijo...

Cordialmente te dedico
estas palabras, iniciando así
el lunes con buen positivismo
para; la excelenta amiga y persona Catalina...


Estelas virtuales

Comienza la semana
se crecen las ideas
todo se hace posible

Porque así lo sentimos
la euforia nos cubre
dejándose besar por ella

Nos invita a ir depositando
semillas de estima y aprecio
en los espacios amigos

Que desde hace tiempo
nos unen sus letras
que brillan en la alborada

Con poemas imaginarios
o conjuntos de realidades
que nos van descubriendo
la belleza de ese ser humano

Que a través de los sentimientos
nos va dejando estelas...
...cada vez más hondas
para ser recordadas...

y nunca olvidadas
formando parte de mi estar
al leerlas cada mañana...

María del Carmen

TORO SALVAJE dijo...

Que pena verdad?
Nadie se acuerda de los pobres.
Les han robado todo siglo tras siglo.

Besos.

MAR dijo...

Amiga, a nosotros nos pasa lo mismo con nuestros Mapuches, van quedándo pocos pero son muy fuertes, imagina los únicos que resistiéron la "conquista" Española.
El año pasado estuve en un encuentro donde estaba una machi, (sanadora) mapuche, una persona con incalculable sabiduría corriendo por sus venas.
Un abrazo para ti Catalina.
mar

MaLena Ezcurra dijo...

Terrible y cierto poema, a veces los poetas "ven" los que los poderosos niegan.


Sin duda la esencia está en nuestros pueblos originarios.


Un fuerte abrazo mi querida Catalina.


M.

Liliana Lucki dijo...

La dolorosa verdad,que se esconde y sigue su curso.

Como tema de poca importancia.

Son seres humanos y se los trata con injusticia.

Desamor,de nuestra propia tierra.

América toda....donde la esencia no es valorada.

Nerina Thomas dijo...

Muy triste Cata, pero real.
Muy buen poema.
Un abrazo

santiago dijo...

hermosisimo poema, aunque con tristeza
Un placer saludarte

MAR dijo...

TENGO PARA TI UN REGALITO EN MI BLOG.
EL PREMIO-REGALO PARA LAS MUJERES DULCES.
Besos
mar

toñi dijo...

Un hermoso homenaje para ellos Catalina.

Besos

RECOMENZAR dijo...

me gusta deleitarme con tus letras

La Gata Coqueta dijo...

Fantasías

¿A que huelen los versos?
a jazmín y primavera...

¿A que huelen los suspiros?
A ensueños de verano...

¿A que huelen las caricias?
A espigas recién cortadas...

¿A que huelen las sonrisas?
Al embrujo de los besos...

¿A que huelen los sueños?
A fin de semana a tu lado...

¿A que huelen los colores?
A romero y espliego rozándose...

¿A que huelen las auroras?
A esperas y anhelos...

¿A que huelen las melodías?
A gozos y sombras de amor...

María del Carmen

Gizela dijo...

Tu Senryu, es hermoso Cata
Esta escrito con el alma de nuestro pueblo latinoamericano
Nada ha cambiado, el dolor y la exclusión sigue ahí latiendo en medio de la gran injusticia
Besos Cata y lindo finde.
Gizz