Homenaje a Enrique Molina, en el centenario de su nacimiento

El Ateneo de Integración Cultural Mercosur, invita al homenaje a Enrique Molina, (1910-1966),  a realizarse el martes 2 de noviembre, de 17 a 21 horas en EL ARCHIBRAZO BAR, calle Mario Bravo 437, de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Poeta argentino, una de las figuras más destacadas de la Generación del 40, que tuvo una actitud de extremo vitalismo y de celebración de la sensualidad y la materia. Estudió derecho en la Universidad de La Plata, pero nunca llegaría a ejercer como abogado. En su lugar, pasó por los más variopintos oficios, desde marinero a bibliotecario.

Su producción poética evolucionó desde un tardío surrealismo hasta el modelo telúrico y cósmico de Pablo Neruda. Sus temas constantes son el erotismo cósmico, la recuperación de la religiosidad primitiva, el hombre planetario y el espectáculo del mundo como una gran trama visionaria y metafórica.

En su producción figura una novela de amplio vuelo lírico, Una nube donde sueña Camila O´Gorman (1974), en la cual evoca, con gran libertad imaginativa, un episodio sangriento del gobierno del dictador Juan Manuel de Rosas. La novela recibió el Premio Municipal de la Ciudad de Buenos Aires y fue llevada al cine. Entre sus títulos posteriores cabe mencionar Los últimos soles (1980), El ala de la gaviota (1989), Hacia una isla incierta (1992) y El adiós (póstuma, 1997).



Un poema de Enrique Molina

Poema cuatro

La luna que tan dulcemente se dora en el campo
es mi madre cuando tocaba el violín
                   entre las lagunas y el pasto dormido,
en un campo tan dilatado,
                   rodeada de montes de naranjos
y el terco, invencible olor de los azahares.
Levantaba la lámpara en la noche
cuando llegaban los ladrones, y el diablo
que afilaba sus pezuñas en el techo
ya no podía pasar por las rendijas de las oraciones,
entre los hierros del rosario.
                   La veía de pie, con un vestido
blanco como el desierto, playa tierna del alma,
envuelta en una música del origen del mundo,
                   con venados rojos, duendes, tesoros,
viajes inmensos para los niños del asombro.
                   Y la ondulante melodía
se grababa con grandes corazones
en la corteza de los eucaliptus.
                   Tocaba el violín, daba órdenes
al loro, a las ánimas, a las lagunas,
a las oscuras criollas de cocina
de espesas trenzas donde dormía el relámpago.

¡Ojalá que quienes viven en Buenos Aires, nos acompañen a recordar a este exquisito poeta!

Comentarios

Myriam ha dicho que…
Enhorabuena por el homenaje de Enrique Molina en el centenario de su nacimiento (coetaño de Miguel Hernandez) y a quíén yo ¡oh vergoña! no conocía, asi que gracias por traerlo.

Besos
MaLena Ezcurra ha dicho que…
Hay hombres preclaros Molina es uno de esos.

Lo agendo Catalina, sería bueno comulgar por esos lares.


Mi abrazo.


M.
More Baker ha dicho que…
Si viviera por allá, me encantaría ir. No conocía a este poeta.Gracias mi querida Cata, abrazos para ti.
dondelohabredejado ha dicho que…
Qué hermosura su poesía. Nunca había leído nada de él.
Seguramente será un bellísimo homenaje. Que lo disfruten mucho, yo desde aquí enviaré unas mariposas que vuelen hasta allá...
Besitos.
Ŧirєηzє ✿ܓ ha dicho que…
no lo conocia..
gracias por mostrarme la figura de essste poeta....y este hermoso poema...
un abrazo catalina
Edgardo ha dicho que…
Catalina no tengas miedo, “la historia primero se escribe como tragedia y después como farsa”, no estamos en la década del 70´, si la historia se repitiera (cosa que no va a pasar) tan solo sería una farsa, una mala copia de aquella (por lo tanto los daños no pueden compararse). Lo peor que nos puede pasar es alguna que otra batalla sindical o del PJ del conurbano (nada nuevo bajo el sol, hace 30 años que vienen peleándose por poder). Hay que ser vivos, hay que prestar atención, no hay que dejarse engañar por políticos mesiánicos, por periodistas mala leche que siembran el caos para provecho de sus jefes, de sus intereses. Hay que estar en la calle, presente, hay que participar para que nada malo pase. Si todos estamos es más dificil que los delirios y saqueos ocurran.

Nos vemos el martes Cata, esta vez ya programe todo para poder ir, espero que no nos pase nada y podamos estar ahí nuevamente juntos.

Sabes que podes contar conmigo siempre.

Un beso.

HologramaBlanco
(Edgardo)
TORO SALVAJE ha dicho que…
No conocía el poema ni al poeta.
Gracias por mostrármelo.

Bonito homenaje.

Besos.
Larisa ha dicho que…
La Luna es su madre y encima es artista...

Tampoco yo conocía al poeta en cuestión. Pero me creo que el loro, las ánimas, las lagunas, obedecieran esas órdenes.

Te mando un beso especial, hoy con el envoltorio en un abrazo
fgiucich ha dicho que…
Haré lo posible por estar. Abrazos.
Lety Ricardez ha dicho que…
Pues o vivo en Argentina y no tenía el honor de conocerle, pero para muestra un botón y me voy agradecida. Me encanta quien me lleva de la mano a las propias remembranzas.

Gracias Catalina, te dejo mi afecto
María Jesús Verdú ha dicho que…
He leído el poema de este excelente poeta y me ha gustado mucho. Sin duda, bien merece el homenaje
Alma Mateos Taborda ha dicho que…
Hermoso y vibrante poema de un grande. Y un homenaje valioso para un talentoso poeta. Un abrazo grande.
SÓLO EL AMOR ES REAL ha dicho que…
Gracias de todo corazón por mostrarme algo de este poeta que no conocía...

Miles de bendiciones y cosas lindas para ti...

Paz&Amor

Isaac
Catalina Zentner ha dicho que…
Gracias, querida gente, el homenaje salió muy bien y pronto subiré las fotos y les contaré más sobre el acto.

Entradas populares de este blog

EXTRAÍDO DE LA WEB La Fábrica de las Palabras