jueves, 30 de abril de 2009

Darfur, un espejo para la verguenza

Encerrada en mi dolor, intento buscar una ventanita para que ingrese un rayito de luz.

Y al acercarme a ella solamente veo sufrimiento, injusticias, vejaciones, Entonces me digo, deja a un lado tu pena, guárdala para tus momentos íntimos.

Y aunque una parte de tí se haya muerto y sientas el alma mutilada por haber perdido a tu hombre, mira a tu alrededor e intenta que los demás, la buena gente que te lee, que te entiende, que perdona tus silencios y muchas veces tu falta de respuesta, conozca este, tu pensamiento: para merecer el derecho a la vida con un mínimo de dignidad no interesa el color de la piel, la confesión religiosa, ni el punto del planeta donde viven millones de seres demasiadas veces ignorados por los medios, pues al parecer los negros no son bastante fotogénicos y no “venden” el producto como otros conflictos que, bien sabemos, tienen una difusión desmesurada y bastante parcial.

La crisis de Darfur y del este de Chad es una de las más graves del mundo. Con más de 250.000 refugiados sudaneses, cerca de 180.000 desplazados internos y la llegada de más de 57.000 refugiados provenientes de la República Centro Africana, Chad no tiene ni los recursos ni la infraestructura necesaria para afrontar a la situación.

Hay mucho más en este link, que te invito a conocer:

http://www.intermonoxfam.org/es/page.asp?id=1242

Allí puedes informarte mejor,


Más sobre Darfur:


DARFUR, junio de 2006 - Unos 3,6 millones de personas han sufrido las consecuencias de la crisis que envuelve a Darfur. Las comunidades de la región siguen necesitadas de servicios sociales básicos debido a la situación de inseguridad y a la falta de fondos. A pesar de que el año pasado había esperanzas con respecto al retorno de unos 1,9 millones de personas desplazadas a sus sitios de origen, la situación actual las ata aún más a los campamentos donde se albergan.

El conflicto ha afectado también a 1,8 millones de niños y niñas, algunos de los cuales han sufrido reiterados desplazamientos debido a la repetición de los ataques. Las consecuencias de la violencia, las enfermedades, la desnutrición y la dependencia están dejando su secuela en esta generación de niños y niñas, ya que debilitan su capacidad y les atrapan en el ciclo de la pobreza.


Datos de UNICEF:

http://www.unicef.org/spanish/infobycountry/sudan_darfuroverview.html

Mi pregunta es: ¿Los poetas del mundo están enterados de lo que allí sucede?

lunes, 20 de abril de 2009

Mala Praxis


Tan solo dos palabras

nos roban el aire

nos desnudan al filo del precipicio

en la agobiante bruma del silencio.


Silencio cómplice, demoledor.

Silencio inabordable para el poeta.

Absurdo, irremediable, catastrófico,

después ya nada vuelve a ser igual.


Víctimas de un sistema inapelable

al que le toca, como en ruleta rusa:

unos retornan al mundo de los vivos,

otros sucumben a errores inhumanos.


Después el llanto amargo, puro acíbar

alimentando rabia y maldiciones

hacia quien se otorgó poder divino

y estableció su feudo en un quirófano.


Afuera alguien silba una melodía

estalla de color la primavera

un pájaro alimenta a sus pichones

el mar está tranquilo y muy azul.


Y yo persigo un sueño pero en vano,

despierto entre sudor y escalofrío

como autómata giro entre unos versos

sin sentido, sin alma, sin alivio.


Mala praxis, le dicen, eufemismo

por realidad: homicidio ¿culposo?

Preguntas sin respuestas, rebeldía

la justicia persiste en su ceguera

el clamor se diluye en el vacío.


Catalina Zentner

19-04-09

Al cumplirse dos meses del día en que mi corazón se quebró.




sábado, 11 de abril de 2009

A toda la gente que se detiene en mis silencios....

Muchos son los acontecimientos que se han precipitado en mi vida, es por eso que mi retiro es necesario y saludable, aunque sea temporal.

Les agradezco de corazón que aún me recuerden, pienso que llegará el momento en que podré regresar y visitarles con el cariño y respeto que siempre les profesé.

Mientras, les dejo un slide para que conozcan algo del rincón del mundo donde vivo.

Gracias, una vez más.