sábado, 20 de diciembre de 2008

Mi abrazo a todos, siempre presente



No fuimos la pareja modelo
tuvimos que sortear muchas tormentas
y aprender a andar juntos
lado a lado
ni un centímetro atrás ni otro adelante.

Nos costó aprender el verbo amar
en la pura acepción de la palabra
difícil de conjugar y armonizar.

Nos aplicamos en ser buenos amigos
sosteniéndonos entre luces y sombras
como un poeta dijera en ciertos versos
que no recuerdo ,pero me consta haber leído.


Dice la ciencia
“está en coma profundo”
más yo sé que me escuchas, estoy cierta
de que algo en ti responde a mis caricias
y a ese beso que arropa tu silencio.

Hay festejos, estamos en diciembre.
Tantos diciembres pasaron y se fueron
la diferencia está en que no habrá eneros,
que renueven los brotes que he perdido
ahogados por la sal de mis pupilas.

Vete amor mío, en paz, te lo suplico
yo he de seguirte y hallarte donde sea.



A todos los que me siguen acompañando les doy las gracias por entender que me consuela el saberlos, y en algún momento se que voy a recuperar cierta energía que me permita demostrarles lo valiosos que son para mi, y cuán cerca los siento.


Catalina
Reciban mi amor, y mis deseos de felicidad, salud y un buen año 2009.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Aterida



Uno se pregunta

cuál es la providencia del amor

si se divide en anaqueles

con frascos primorosos rotulados

que contienen caricias

desventuras

olvidos

sensaciones

y deseos

tormentos

abrasiones

melodías

especias inventadas en la cama

rotaciones de luna y sol en vilo.


Y no existen respuestas

cuando la inevitable envuelta en manto de tinieblas

se aposenta en la alcoba y dice

¡Basta!

Es tiempo de gritar hasta que sientas

que sucumbes hundida y desangrada

mientras ríen en torno los espectros.


Quedas obnubilada

desprendida del árbol y su sombra

aterida en estepas inclementes

afrontando el mañana arrepentida

de lo que pudo ser y se ha fundido

en la procacidad de lo negado.

Me quedan todavía

un montón de preguntas en el aire

un llanto inagotable que me ciega

un pedirte perdón por no seguirte

allí

donde el vacío nos preserve.


Catalina

12 de diciembre de 2008, afuera el cielo brilla azul, pero yo solamente veo sombras.


Gracias, Luis Horacio por regalarme este video.

Y por tomar el poema de Soledad Sánchez y transformarlo en este:



Y mi abrazo gigante a todos, por acompañarme y entender las razones por las que voy lentamente a vuestro encuentro.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Se me rompió un sueño



El boleto de ida era uno solo,
nos resistíamos a aceptar que en el sorteo
me tocaba ser la infortunada.

Perdido por perdido
sobrevuelo el vacío
con medio corazón atravesado
por metralla de sal, punzón de hielo.

Vendrá el tiempo de lluvias
habrá alguna otra primavera
un sol decepcionado
un abrazo frustrado en el hueco de la ausencia.

Y yo aquí,
donde no escucho el trino de los mirlos
ni florecen jazmines y azucenas
y se doblan de rabia las palmeras
renegando de todo y contra todo
apartada del zumo del deseo
fatigada de acerbo desamparo
habitante de negros torbellinos
perdida y sin sostén que me reponga
el saldo en rojo
balance que no cierra.

Persisto en la morada del infierno
temido, inevitable, despiadado.



Catalina Zentner
29-11-08

A todos, muchas, muchas gracias. Empezaré a visitarles nuevamente, poco a poco.