miércoles, 25 de agosto de 2010

Maravillosas sorpresas


Aquí estoy con Myriam, amiga bloguera con quien compartí un día de regocijo, en este mes de agosto de clima cambiante en Buenos Aires. Como pueden notar, ese día la celebración fue gastronómica.
Pero aquí no acaban las alegrías: hace un rato, mantuve una larga y amigable conversación telefónica con Mucha de la Torre, otra blogger que, ojalá, en su corto viaje a Argentina, disponga de un tiempito para que podamos festejar el encuentro personalmente.
Sorpresas que nos da la vida, como dice una canción. Poco a poco, voy conociendo a seres increíbles, con quienes comparto el caminar en pos de sueños milagrosos, curas del alma, versos y recuerdos a través de nuestra presencia en el universo bloguero.
Eso que reconforta momentos de soledad, de evocación, casi siempre dolorosa, y nos pinta sonrisas en el alma y fortalece la voluntad de seguir remando en aguas revueltas.
Para ellas y todos los que acercan la calidez de su amistad, este soneto:

Volver a este rincón es favorable
sentir que la tristeza se diluye
el alma reconfórtase y construye
castillo de ilusiones. Inmutable

servicio del poema nada excluye
caudal de vibración inalterable
tesoro de valor incalculable
pasión por la verdad, río que fluye.

Ser pájaro en la cumbre inalcanzable
cantar, emocionar, infatigable
botar a la malicia que destruye

Reír desestimando lo que obstruye
buscando mantenerse en el estable
lugar de pensamiento invulnerable.

jueves, 19 de agosto de 2010

En lilas y lavandas


Voy a bañarme en lilas y lavandas
para llegar al cielo de tus besos,
el paisaje de luz que me contiene
entre sueño y vigilia suspendida.

Voy a vestir de azul para encontrarte
allí donde perfuman las glicinas,
acaparando estrellas que resistan
al vendaval de nubes opresoras

Entre lilas y azules, brisa suave
y tu voz ondulando en mi cabeza
como rizos mojados de rocío,
como frutal sonrisa de la aurora.

Hoy, 19 de agosto, dieciocho meses sin tu presencia.

viernes, 13 de agosto de 2010

Comparto noticia importante y pido disculpas

Con los integrantes del Ateneo Cultural, hemos formado un grupo de trabajo con amplio alcance.
Les cuento que ya hemos dado un paso muy importante, nos hemos configurado como


ASOCIACIÓN CIVIL
"INTEGRACIÓN CULTURAL DEL MERCOSUR"


Fue una sorpresa, hasta para nosotros, la celeridad con que se aprobó el trámite y la adjudicación del nombre.


Nuestro Estatuto ha sido aprobado y está a disposición de quienes lo soliciten al correo:



Como es Mercosur podemos incluir a genteno solamente de Argentina, sino también de Paraguay, Brasil y Uruguay.

Les recordamos que la primera actividad será el MIÉRCOLES 1 DE SETIEMBRE, en Archibrazo Bar, calle Mario Bravo 437, C.A.B.A. de 19 a 21 hs.

Iniciaremos el Acto con el homenaje al poeta Francisco Madariaga y posteriormente, con lectura de poemas de Luis Benítez, David Sorbille y la suscripta.


Esperamos que acudan a esta cita, que se repetirá cada primer miércoles de mes, en lugar a determinar.


Se trata del emprendimiento de un grupo de amigos que comparten el amor por las letras y el arte en todas sus expresiones, y está abierto a quienes deseen sumarse en esta apuesta temerararia y al mismo tiempo esperanzadora.


Prometo visitarles, en la medida de la posible, disculpen la escasa frecuencia con que lo estoy haciendo.

viernes, 6 de agosto de 2010

Invitación a Blogueros, especialmente a los de Buenos Aires


Somos un grupo de amigos nacidos en la provincia de Corrientes, actualmente vivimos en Buenos Aires. Nos conocemos desde siempre y al reencontrarnos, apostamos a una idea a la que están invitados todos los que deseen sumarse.


Elegimos un lugar muy especial, es  uno de los reductos de la bohemia "under" de Buenos Aires. Estamos seguros de que será una linda oportunidad para conocernos.


Les agradezco la difusión del encuentro, que continuará el primer miércoles de cada mes en el Archibrazo.

Les dejo un poema de Francisco Madariaga, poeta homenajeado en la primera edición.

REHÉN DE LA COLINA

Oh candoroso embriagado entre loros,
entre isletas subiendo hasta el nivel de la colina,
canta en tu boca el canto ardiente de otra boca,
y cuando la sangre sube hasta tus ojos es
porque están quebradas todas las fulguraciones
del sollozo en tu pecho.


Canta, viejo rehén de la colina.
Arde, candoroso de alcohol negro, que con palmas
salvajes tienen hijos que retornan al viento,
al gemido del clima en el olor áspero y cruel
de las arañas del estero,
en aquel paisaje de cristal desprendido del fuego.


Asombra al mundo en un paisaje de enero,
oh demente,
oh luz de la humedad.
Ah colgado sediento de unos ojos,
duerme, duerme bajo la luz del padre al otro
extremo del poder y la delicadeza.


En tus ojos la berlina del viaje amarillo arde
helada.
Beso tras beso el pasajero toca la raya de ácido
caliente del retorno.
Sé piadoso con el otro limite de tu fragilidad,
padre aletargado por el sol,
presión de la locura de una tierra suspendida en
la tela del agua y del fuego.


Un poema de Luis Benítez, uno de nuestros invitados del 1 de setiembre:

ALGO FLUYE, CUANDO YA NADA SE AGITA

Algo fluye cuando ya nada se agita.
Y su paso inadvertido por las tinieblas que duermen
        con nosotros
trocará en una luz exasperada cuanto de ciega tiene
       .la miseria.
Desde el fondo, pozo o pantano de números,
donde hostigados por el mundo y sus miles de cabezas
caímos quince lenguas dentro de la carne,
algo que sólo puede tocarse munido de los guantes de
          la desesperación,
algo fluye, cuando creemos que ya nada se agita.


Obliga al dolorido músculo del corazón
y al cerrado hueso de la mente
a comer y beber, aún dentro de sus celdas.
Es una fuerza que nos lleva rudamente de la mano
e inventa un camino de color insólito,
por donde huimos desnudos de los ciegos.
Obediente, ella agitará los párpados de los muertos
y hará huir a la moscaóheraldo, que espera paciente,
          colgada de la gula.
Colgará de nuevo el sol, cuando la luna caiga.
Podremos verla latir en medio de nuestras negras
        
sombras,
aún cuando boquiabiertos, observemos día a día
pasar nuestros propios funerales.


Algo fluye cuando ya nada se agita.
Por su gracia habrá fruto en las flores marchitas
(su magia gruñirá en la vértebra)
lanzará por el aire ancianos y guadañas con pasos de
         diluvio;
nuestras jóvenes canas se ennegrecen,
ante el silbato de plata besado a último momento
con manos temblorosas que arrojan al viento de los
         lechos.
Y cuando nuestros pálidos huesos
den fuerza y vigor a las margaritas, aún palpitarán

desde la tumba.
Porque algo fluye, cuando creemos que ya nada se agita.


Y un poema de otro invitado al encuentro, David Sorbille:

Escribo en el viento
tengo la ilusión de hacerlo
desde que entendí
que al borde del jardín
todo era posible
y entonces disfruto
intensamente del silencio
y la esperanza que emerge
de los poemas de Juanele
abrigando mi alma
con el sueño de los míos
desafiando los días
con un ramo de versos
porque el lugar elegido
es la vida misma
y sólo hace falta
como Omar Khayyam
hace muchísimos años
“un poco de pan
un poco de agua fresca
la sombra de un árbol

¡Vengan a acompañar a nuestros poetas!