domingo, 24 de mayo de 2009

Solita y sola


SOLITA Y SOLA
Déjenla sola,
solita y sola,
que la quiero ver bailar
correr y saltar
andar por los aires
con mucho donaire…
Canción infantil
Solita tiene cuatro años. Le gusta jugar sola. Papá trabaja todo el día, vuelve cansado, la toma en brazos, le pregunta cómo le ha ido. Luego se baña, come algo y se va a dormir. Mamá da vueltas todo el día, parece que se aburre. Vende ropa en casa, por eso viene mucha gente. Hoy vino un hombre que a Solita no le gustó.
Hablaba al oído de mamá y mamá se reía y le brillaban los ojos.
Cuando el hombre se fue, mamá miró con rabia a Solita. A veces sucede, la mira con enojo y después parece que se le pasa y la aprieta fuerte contra su pecho.
El hombre vuelve varias veces, nunca compra nada pero mamá se pone contenta cuando lo ve.
Hoy mamá amaneció rara. Vistió a Solita y le dijo “Vamos a dar una vuelta”.
Solita está contenta, mamá nunca la lleva a pasear.
Fueron a un lugar feo, el hombre las esperaba. Las desvistió a ambas y luego le hizo cosas a mamá. Solita tiene frío. “¿Papá, dónde estás?” Pero la voz no le sale de tan asustada que está. El hombre se da vuelta, deja a un lado a mamá y empieza a tocarla. Mamá se ríe. 
Solita no recuerda más nada. Se despertó a la noche en casa, llorando y gritando. Papá se acerca a su cama y dice “Soledad está mal, vuela de fiebre, la voy a llevar urgente al hospital”.
Solita no sabe qué dijo el médico a papá, pero así como está, la envuelve en una manta y la lleva a casa de tía Lucinda. Le dice: “Te entrego a mi niña, cuídamela”.
Después, papá se derrumba en una silla como un chiquillo y llora, llora sin poder parar. Tía Lucinda responde: “Quedate tranquilo” Y le prepara un té. Papá besa por última vez a la niña y luego se va.
Solita no vuelve a verlo jamás.
Tía Lucinda la baña, la abriga, le da un tazón de leche caliente con miel y la acuesta con su prima Roberta, que ya cumplió los siete años. Le cuenta una historia de una princesa que durmió durante muchos años y luego la despertó el beso de un príncipe. Solita se duerme, esta vez sin pesadillas ni gritos. Le sedujo ese cuento.
Solita cumple doce años. No sabe dónde está su mamá pero cada domingo va al cementerio con tía Lucinda,  a dejar flores en la tumba de papá. Solita siente sensaciones raras, como si el cuerpo le pidiera algo y no entiende qué puede ser. Se lo dijo a Roberta y su prima  empezó a explicarle cosas y a acariciarla en sus partes íntimas. Solita se siente como en una nube, Roberta lo hace con mucha dulzura, no como ese hombre que ella parece haber olvidado pero no, nunca pudo borrarlo. Solita y Roberta se besan, se acarician, descubren el amor con el placer que solamente se logra dejando fluir naturalmente lo más íntimo y natural.
Solita ya tiene veinte años. Acaba de cerrar los ojos de su mamá, internada durante tantos años en el Hospicio. Cuando le avisaron, fue de inmediato. No se reconocieron, se miraron como las dos extrañas que siempre fueron.
Los enfermeros se encargan de preparar el cuerpo. Roberta se ocupa de los trámites.
Solita mira por la ventana y nota que ha parado de llover.
Puede ser que mañana sea un día de sol, piensa.
Y encamina sus pasos hacia la salida.
Queridos amigos: pese a la mudanza, he dejado entradas programadas para quien quiera seguir acudiendo a este Memorial. Yo, como siempre, les devolveré las visitas en cuanto encuentre un lugarcito o una PC disponible hasta que me reencuentre con la mía.

Abrazos para todos....
Catalina

Y recuerden visitar:
De allí podrán bajar nuestra revista. 

miércoles, 20 de mayo de 2009

Mudanza


Partir y retornar en círculos sin magia

cansada y sin el flujo fundador de utopías.


Afectos, ilusiones, abrazos, despedidas

y otra vez el camino entre niebla y recuerdos.


Dejo trozos de piel, pedacitos de risa,

lágrimas prisioneras, vertederos de ausencias.


En la mano el pañuelo que secó los sudores

y apaciguó el sollozo repetido en adioses.


Errante peregrina busco lo inalcanzable

bálsamos para el alma, cálices redentores,

un ábaco que sume los minutos perdidos,

vino de medianoche bajo el cielo sereno.


Con los ojos cargados de naranjos y anémonas

me lanzo a la deriva

buscándome,

llamándome

mientras la ciudad duerme.


(El puerto que vislumbro ¿será el definitivo?)


Así es, queridos amigos. Los ciclos se cumplen y los tiempos nos demandan nuevos desafíos.

Se abre un nuevo "impasse" en mi andadura y sepan que este no es un adiós, sino un hasta pronto.

Me debo, les debo, mucho amor y un sinfin de alegrías. Toda mudanza conlleva el dolor de despedidas para afrontar un nuevo desarraigo, bien dicen que partir es morir un poco, y mi alma ya está bastante deteriorada.

Pero siempre queda esa pequeña luz que enciende nuevas esperanzas, allí donde no existe espacio para el olvido.

¡Gracias, Luis Horacio por este video a Kfar Saba y por todos los otros videos que tu generosidad y cariño me han regalado!


Catalina


¡Chau, Kfar Saba, hasta siempre!



¡Hola, Buenos Aires, pronto nos veremos!



viernes, 15 de mayo de 2009

Quiénes son los piratas somalíes...


Somalia: nos mienten sobre los piratas


Photobucket


Johann Hari

Global Research, 15 de abril de 2009


Traducido para Rebelión por Christine Lewis Carroll


¿Quien podría imaginar que en 2009, los gobiernos del mundo declararían una nueva guerra a los Piratas?


Mientras esta leyendo esto, la Marina británica apoyada por los buques de más de dos docenas de naciones, desde los Estados Unidos hasta China se está internando en aguas de Somalia para perseguir a hombres que todavía vemos como villanos de circo con un loro en el hombro. Pronto estarán luchando contra buques somalíes y hasta persiguiendo a los piratas en tierras de Somalia, uno de los países mas rotos de la tierra. Pero detrás de la extravagancia de este cuento, hay un escándalo por contar. La gente que nuestros gobiernos etiquetan como una de las grandes amenazas de nuestros tiempos tiene una historia extraordinaria que contar y algo de justicia de su parte.


Photobucket


Los piratas nunca han sido exactamente lo que creemos que son.


En la edad dorada de la piratería, desde 1650 hasta 1730, la idea del pirata como el ladrón salvaje e insensato que perdura hasta nuestros días fue creada por el gobierno británico en un gran esfuerzo propagandístico. Mucha gente corriente creyó que esto era falso: con frecuencia la muchedumbre les rescataba de la horca.

¿Por que?... ¿Que vieron entonces que nosotros no vemos ahora?...


En su libro Villains of all nations (Villanos de todas las naciones), el historiador Marcus Rediker escudriña las pruebas para averiguarlo. Entonces, si te alistabas en la Marina Mercante o en la Marina británica reclutado en los muelles de Londres, joven y hambriento terminabas en un infierno flotante de madera.

Trabajas a todas horas en un buque angosto y medio muerto de hambre, y si remoloneabas algo, el todo poderoso capitán te azotaba. Si remoloneabas constantemente, te podrían tirar por la borda.

Y después de meses o años soportando esto, a veces te timaban en la paga.


Photobucket


Los piratas fueron los primeros en rebelarse contra este mundo.

Se amotinaron contra sus capitanes tiránicos y crearon un modo distinto de trabajar en la mar. Una vez tomado un buque, los piratas elegían a su capitán, y tomaban todas sus decisiones colectivamente.


Compartían el botín, lo que describe Rediker como uno de los planes más igualitarios del siglo dieciocho para aprovechar los recursos disponibles. Hasta acogían a esclavos africanos y convivían con ellos como iguales. Los piratas demostraron de forma bastante clara y subversiva que no hacia falta llevar el buque en la manera opresiva y brutal que lo hacían la Marina Mercante y la Marina británica.

Es por esto que eran populares, a pesar de ser ladrones improductivos.

Las palabras de un pirata de esa edad perdida, un joven británico llamado William Scott, deberían tener eco en esta nueva edad de piratería. Justo antes de que lo ahorcaran en Charleston, Carolina del Sur, dijo: Lo que hice fue para no perecer. Fui obligado a hacerme pirata para sobrevivir.


Photobucket


En 1991, cayo el gobierno de Somalia, situado en el Cuerno de África. Sus nueve millones de habitantes han estado al borde de morirse de hambre desde entonces y muchas de las fuerzas mas feas del mundo occidental han visto esto como una estupenda oportunidad para robar las provisiones de comida del país y verter nuestros residuos nucleares en sus mares.


Si: residuos nucleares. En cuanto desapareció el gobierno, llegaban misteriosamente buques europeos a la costa de Somalia, vertiendo enormes barriles en el océano. La población de la costa empezaba a enfermar. Al principio, padecieron extrañas erupciones, nausea, y nacieron niños malformados.


Photobucket


Entonces, después del tsunami de 2005, cientos de estos barriles vertidos y con fugas terminaron en la orilla.

La gente empezó a enfermar de la radiación, y más de 300 personas murieron. Ahmedou Ould-Abdallah, el enviado de Naciones Unidas a Somalia, declara: Alguien esta vertiendo material nuclear aquí. También hay plomo, y materiales pesados, tales como cadmio y mercurio, o sea, de todo.


Se puede seguir su rastro hasta los hospitales y las fabricas europeos, y se entrega a la mafia italiana para que esta se deshaga de ello de la manera menos costosa.


Cuando pregunte a Ould-Abdallah que hacían los gobiernos italianos para combatir esto, dijo con un suspiro: Nada. Ni se ha limpiado, ni ha habido compensación ni prevención.



Al mismo tiempo, otros buques europeos han estado saqueando los mares de Somalia de su mayor recurso: el marisco.

Hemos destruido nuestras propias existencias de pesca por sobreexplotación y ahora queremos las suyas.

Enormes palangreros roban cada año más de 300 millones de dólares en atún, gambas, langosta, etc. al internarse ilegalmente en los mares no protegidos de Somalia.

Los pescadores locales han perdido de buenas a primeras su sustento, y se están muriendo de hambre. Mohammed Hussein, un pescador de la ciudad de Marka, a 100 kilómetros de Mogadishu, declaro a Reuters: Si no se hace nada, pronto no quedara pesca en las aguas de nuestra costa.


Este es el contexto en el que han surgido los hombres que nosotros llamamos piratas. Todo el mundo esta de acuerdo en que eran pescadores corrientes somalíes que primero intentaron disuadir con lanchas veloces a los que vertían residuos desde los palangreros o por lo menos cobrarles un tributo.


Photobucket


Se llaman a si mismos los “Guardacostas Voluntarios de Somalia“ y no es difícil entender por que. En el transcurso de una entrevista telefónica surrealista, uno de los dirigentes piratas, Sugule Ali, dijo que su propósito era parar la pesca ilegal y vertidos en nuestras aguas... No nos consideramos bandidos de los mares.


Los bandidos son aquellos que pescan, vierten residuos y llevan armas en nuestros mares. William Scott habría entendido estas palabras.


No, esto no justifica la toma de rehenes, y si, algunos son evidentemente gangsters“ especialmente aquellos que han retenido los suministros del Programa Mundial de Alimentos.


Pero los piratas tienen el apoyo abrumador de la población local por algo. El sitio web de noticias independiente somalí Wardher News encuestó a la población local sobre su opinión del tema “un 70 por ciento apoyo la piratería como forma de defensa nacional de las aguas territoriales del país”.


Durante la Guerra de Independencia de Estados Unidos, George Washington y los padres fundadores pagaron a piratas para proteger las aguas territoriales de su país porque no tenían marina ni guardacostas propios. La mayoría de los estadounidenses los apoyaron. ¿Es esto tan diferente?...


¿Esperábamos que los somalíes hambrientos nos mirasen pasivamente desde sus playas o mares en medio de nuestros residuos nucleares mientras robábamos sus peces para comerlos en los restaurantes de Londres, Paris y Roma?...


No actuamos cuando se cometían estos crímenes - pero cuando algunos pescadores respondieron interrumpiendo el pasillo de transito del 20 por ciento del suministro de petróleo mundial, empezamos a gritar sobre la maldad.


Si de verdad queremos ocuparnos de la piratería, necesitamos erradicar su causa “nuestros crímenes“antes de mandar los cañoneros para erradicar a los criminales somalíes.


La guerra contra la piratería, también ésta de 2009, fue resumida por otro pirata que vivió y murió en el cuarto siglo antes de Cristo.



Se le capturo y llevo ante Alejandro Magno, que quiso saber que quería decir con guardar el mar.


El pirata sonrió y respondió: Lo que quiere decir Vd. con apoderarse de toda la tierra; pero como yo lo hago con un barco insignificante, soy un ladrón, mientras que a Vd., que lo hace con una gran flota, lo llaman emperador.

Una vez mas, nuestras grandes flotas imperiales navegan hoy - ¿pero quien es el ladrón?...

====

Más información:

http://www.voanews.com/spanish/archive/2008-05/2008-05-19-voa19.cfm?renderforprint=1&pageid=140805



00