lunes, 27 de octubre de 2008

Queridos amigos....

De nuevo estoy en medio de una tormenta personal, impiadosa y arrasadora.

Les pido disculpas si no los visito como acostumbro para dejarles el testimonio de mi cariño y agradecer vuestro apoyo, nunca sabrán cuánto me conforta y anima.

Los voy a leer en los escasos momentos en que la borrasca amaine, no quiero perderles, son ustedes los ángeles que al tomar mi mano me transmiten la calidez de la esperanza.

Un beso y mi amor invariable, espero que esto sea un hasta pronto que anticipe un regreso con sonrisas y poesía.

Un último deseo: a quienes piensan cerrar sus Blogs por razones íntimas, no lo hagan, es algo más que la forma de exponer sentimientos, reflexiones o literatura.

Nos permite establecer vínculos con gente maravillosa, dispuesta al abrazo fraternal y la palabra que precisamos escuchar cuando las nubes ocultan el horizonte, gente sensible y compasiva que recibe con gozo el caudal de amor de nuestras almas, plenas de emocionada gratitud.

Catalina

martes, 21 de octubre de 2008

Homenaje al tango


Photobucket

Vibración y cadencia

en arrebato intenso

marcando el 2x4

entre corte y quebrada

refucilo en el cielo

en la tierra silencio

cuartito azul

penumbra

perfume a madreselvas

tinta roja en baldosas

mano a mano

nostalgias

una triste Malena

bajo el naranjo en flor.


Y la reina del plata

marinera y soberbia

vuelve de los escombros

hasta la última curda.

Los mareados la ignoran

la media luz los ciega

el vino los provoca

mientras el loco insiste

y silba su balada

en un caserón de tejas.


Catalina Zentner, 2008

En colores, los nombres de los tangos con los que se compuso el poema


viernes, 17 de octubre de 2008

El regalo de un amigo, lo comparto con cariño

Su nombre es Luis Horacio Garabato, más conocido como ELE HACHE, cineaste y amigo de esos que uno encuentra sin pensar, como si un ángel nos hubiera bendecido con su presencia.

Les dejo un trabajo que hizo con un soneto mío, Otoño imperfecto.






Otoño, sepia y vaga melodía
neblina, hojas secas, ventolera,
decirte adiós me cuesta, primavera
cuando llegas tenaz melancolía.

Sumo y resto silencios en la espera
de palomas bullendo algarabía.
Bajo la lluvia tenue resistía
un arpa abandonada en la solera.

Otoño es sentimiento en los cristales
del corazón dispuesto a la aventura,
remanente de regios vendavales.

Recuerdos en llovizna que perdura,
soplan nubes, el sol suelta raudales
de luz, que se disuelve en hermosura.



Catalina Zentner,
Octubre 2008

miércoles, 15 de octubre de 2008

Por la paz

Photobucket

Volaré hasta la orilla del asombro

encandilada por luces fugitivas

te ofrendaré un ramo de pensamientos

los que guardo en el vivero de mis sueños.


Esparciré pimpollos inocentes

para bordar el laurel de bienvenida

al frente de una flotilla de gaviotas

la tierra embanderada de azucenas.


Un niño y una rosa el estandarte

dátiles bendecidos en oración

el más dulce de todos los brebajes

en cáliz de soberbia escolanía.


¿Será posible un día recibirte

en el centro de las desolaciones?



Catalina Zentner, 2008

sábado, 11 de octubre de 2008

Seguir de pie...contra viento y marea

Photobucket

Seguir de pie
cuando se inclina la balanza
hacia el costado oscuro.

Mirar el cielo
en busca de la estrella redentora
y saber que su luz es el camino.

Sentir abrazos
lejanos, invisibles, absolutos
que apuntalan
endeble arquitectura del poema.

Escuchar tantas voces
excelsas vibraciones de armonía
dibujando magnolias en el aire
ligero colibrí, luna furtiva.

Responder que el adiós
nunca es definitivo o perentorio
es bueno regresar
allí donde el cariño es el cobijo.

Solicitar perdón
por ser tan vulnerable al dar las gracias
y decirles que estoy
que no me iré del todo
como sombra pegada a vuestra piel
como testigo y parte de los sueños
que supimos lanzar hacia los vientos.

A pesar de las vueltas de la vida
con un tango y un poema y una lágrima
una pandorga con los colores de Ríver
pulserita de alondras al tobillo
y un poema arrebatado a mis silencios.




Aclaración: River Plate, Club argentino de Fútbol (el mejor).
No contestaré en el Blog, iré a visitarles a sus sitios.
LOS AMO, gracias, gracias, gracias...

miércoles, 8 de octubre de 2008

Aquí me detengo...

Nunca pensé en un blog como diario de vida, sino como un sitio para exponer literatura, buena o no tanto, de producción propia o tomada de autores universales, tomando la bitácora como el vehículo ideal para ofrecer a quienes disfruten de la lectura, una opción “de entrecasa” lejos del brillo que otorga el reconocimiento y la difusión masiva a través de editoriales corporativas.

Poco a poco se empezó a gestar un vínculo afectivo, exento de intereses personales, propicio a la crítica amable que estimula y nos hace sentir que estamos acompañados en el rumbo fortuito de nuestros sueños.

Y sucede (me ocurre) que comienzo a sentir un abrazo tierno que me rescata de una realidad surcada de dolor y lágrimas, una realidad que me acerca a la pérdida de un ser amado, aunque no cese la batalla por ganar la partida a la inevitable y acudamos a todos los medios (pragmáticos o no) como herramientas en esa lucha que anuda noches, días, semanas, en un rosario de incertidumbre y desazón.

Y se comprende (entiendo) que ese abrazo solidario, esas palabras que comentan dulcemente o deja un saludo, un “aquí estoy”, un “hola, como estás”, llega a ser el alimento que requiere el alma para su nutrición.

Y a la par de la poesía, empiezan a surgir confidencias. Fluyen naturalmente como si esos amigos que no conocemos personalmente, hubiesen sido parte del entorno cercano en un estadio en que nuestra esencia permanecía en estado puro, hasta el momento de integrarse al cuerpo que debía contenerlas.

No quiero contagiarles mi tristeza. Solamente intento decirles que me han regalado sueños, vida, sonrisas, amistad, mariposas, libélulas, luciérnagas, complicidad, ESPERANZAS…

Estaré visitándoles, como siempre, en la medida de lo posible, eso ya lo saben todos los que caminan conmigo buscando la casita del duende azul, dueño y señor de los sortilegios y milagros.

Los quiero mucho, ojalá alguna vez pueda decírselo mirándoles a los ojos.



sábado, 4 de octubre de 2008

Lo que no existe

Photobucket

Lo que no existe

detrás y más allá de la mirada

lo que regresa

cuando el olvido clausura las ventanas

lo que refleja

los últimos rubores del otoño

lo que nos queda

después de remolino y marejada

lo que se niega

cuando la tarde se suicida en bruma

lo que adivino

del lado equivocado de la luna

lo que pretendo

de los vientos, los diluvios, las mareas

lo que redime

de tanta oscuridad en la vigilia

lo que nos sopla

hálitos de nuestra propia historia

lo que nos suma

a todos los oasis y desiertos.


Catalina Zentner