martes, 27 de mayo de 2008

De mis lágrimas

Image Hosted by ImageShack.us


Si un lago se formara con mi llanto

verdes ramas del fondo nacerían

y cristales de fuego brotarían

trocando por ventura mi quebranto.


Si de pronto tu risa me trajera

campanillas de armónicos acentos

hallaría por fin los fundamentos

y la pasión venial de primavera.


Te has ido una vez más, amor ligero

como viento de otoño transitorio.

presto baja el telón, final del acto.


De trenes y ramales pasajero,

te alejas liberando el reservorio

capital de mis lágrimas, intacto.



Catalina Zentner
2008

viernes, 23 de mayo de 2008

Mudez

Image Hosted by ImageShack.us


Existe un alfabeto del silencio,
pero no nos han enseñado a deletrearlo.


Roberto Juarroz



Hoy las letras se escapan

enmudecen

no hay sonidos capaces de traer

una voz que me acalle la conciencia

y me deje soñar entre tus brazos.


Amor

de tan callado mi universo

se ha perdido en oscuro aturdimiento

te borraré esas letras con mis besos

y habré de poseerte

no lo dudes

aunque el viento golpee en la ventana

y el sol vierta cenizas en mis lágrimas.



Catalina Zentner

2008

lunes, 19 de mayo de 2008

Hombre

Image Hosted by ImageShack.us

El hombre está dormido

con la cabeza bajo el ala

no sabe cuando sonarán los relojes

ni quiere darse cuenta

que las horas

están electrizadas.


Suma y resta galaxias

va por cántaros

y recoge cerraduras

envía radiomensajes

allí donde el sueño

le acurruca semblantes y trapecios.


Una abeja

desde el ojo del tiempo

se emborracha de sol

a sus espaldas.


De sus dedos de harina

fluyen

fibras de luz

sobre los días

sobre verdes hogueras

sobre el silencio.


Y las voces

paridas en su entraña

se apoderan del aire

para decirnos cuándo

desde qué precipicios y llanuras

están los desterrados

aguardando

el final del exilio.


Catalina Zentner

sábado, 17 de mayo de 2008

La niña de cristal

Image Hosted by ImageShack.us



La niña de cristal

esconde un duende rojo en un bolsillo

busca una sombra amiga en la floresta

tiñe de azules pálidas magnolias

conversa con un pájaro travieso

hace sonar campanas milagrosas

despoja de alfileres los tejados

y se mece en la cola de una ardilla.


Catalina Zentner

Mayo 2008




miércoles, 14 de mayo de 2008

La extraña

Era la que siempre estaba en un rincón inventándose mariposas para lanzarlas al viento.

No le importaba si su obstinación las hacía chocar con piedras afiladas, le bastaba saber que en el brevísimo vuelo lograban atravesar espacios de cóncava alegría.

Un sueño fugaz y migratorio le indujo a cerrar los ojos haciéndole creer que así podría conservarlo intacto.

Era una niña extraña, y no cesaba de sonreír a las luciérnagas, aunque éstas eligieran el rumbo menos puro del ascenso, atraídas por guiños amigables de luces mortecinas.

Hasta que un día esta niña despertó del letargo. Y supo encontrar en el confín de su memoria, una guarida de ángeles, una luna morada y un racimo de uvas que tornarían menos acerbo su deambular en medio de los cuerdos.

Catalina Zentner
2007

Como se pide

Recibí este pedido de una compañera de andaduras en Internet y foros, les ruego difusión, su nombre de Usuaria de Wordpress es alenar y expresa lo siguiente:


Entré en el servidor WordPress.com como usuario gracias a que un amigo me asoció a su blog como usuario.

Una vez dentro del sistema se me dio una contraseña y un usuario, con la que entraba al sistema.

Una vez en el servidor con tal contraseña y tal usuario creé

Primero: Alenarte de dirección web

http://alenar.wordpress.com/

Segundo: Bitácora de Alena Collar de dirección web :

http://alenacollar.wordpress.com/

Tercero: Otras Lenguas, Otros Paisajes, de dirección web

http://otraslenguasotrospaisajes.wordpress.com/


En cierto momento me quedo sin Internet, y bien por un error, o por causas que desconozco, se me deshabilita como usuario en la página que se me había asociado al principio.

La persona que me deshabilita me explica que no puede entrar a mis páginas con mi usuario y contraseña.

Yo tampoco puedo.

Escribo más de diez (contadas) cartas a Soporte de WordPress. y se me dice:

Uno: Que ese Usuario no corresponde a los email que yo les facilito.

Dos: Que el email siempre ha sido el mismo, desde el que se crearon las páginas.

Tres: Que mis emails no se corresponden con el usuario.

Cuatro: Que no se ha hakeado la página.

Cinco: Que les envíe el correo original desde donde se dio usuario para devolvérmelo.

Cuando desde ese correo hago esto, a mí no me llega ninguna contraseña ni me llega respuesta de Soporte

He enviado a Soporte: copia del DNI, copia del “avatar”, copia de los pagos efectuados por sistema PAYPAL en las páginas que tenía así como en las nuevas, adjuntando carta explicativa del tema.

Soporte de WordPress la respuesta que tiene es la misma que la primera vez que escribí: que se lo demuestre. Que envíe email desde donde se creó la página.

Añado que estas comunicaciones son en inglés porque WordPress como ya me especificó en una carta: “no da soporte si no es en inglés”.

Mientras ello ocurre:

1-No se me puede asociar (ya se intentó) nuevamente al blog de quien me asoció la primera vez como alenar, porque no me llega salvo para las páginas nuevas, no para las antiguas. Es decir; a este usuario no lo reconoce en mi email.

2- Las páginas que administraba estaban sometidas a moderación por mí; debiendo llegarme a mi correo. Ahora esas comunicaciones no llegan, pero existen comentarios que se aprueban y otros (hechos por mí y por conocidos míos) no. De esto deducimos que existe una SELECCIÓN de COMENTARIOS. Es decir, que hay alguien-que no soy yo- que los modera.

3- Un moderador español ha intervenido en el tema, aconsejándome qué hacer, (el envío de toda la documentación que os mencionaba) SIN EL MENOR RESULTADO.

Estos son los hechos.

Datos:

La Revista Alenarte que os cito, en su primera etapa tiene 89225 a día de la fecha.

Bitácora de Alena Collar, tiene a día de hoy 18661 visitantes.

Otras Lenguas Otros Paisajes tiene: a día de hoy 19112 visitantes.

Manifiesto por la Autoría

Hace unos cuatro días, Alenarte Revista recibió una comunicación enviada a un foro Literario ( Letras Libres), por Issa Martínez, co-directora de REMES, en la que se nos informaba de que la escritora mexicana Rebeca Montañez, estaba sufriendo el plagio de su poema “Cena en Cuatro Tiempos”, en un blog (que Alenarte Revista no va a citar para no darle publicidad) . Se había colocado su texto sin citar de quién era, con un video al lado.

Cuando Rebeca solicitó educadamente que se dijera la autoría, le contestaron algo bastante habitual en Internet, que lo habían cogido porque gustaba. Pero siguió sin rectificarse.

Alenarte Revista pensó que era un buen momento de hacer público su pensamiento sobre el tema de la autoría intelectual.

Este pensamiento se ha traducido en el Manifiesto por la Autoría que les presentamos firmado por aquellos artistas creadores que lo han considerado pertinente.

Aclarar sobre el tema del plagio, que, antes de que este Manifiesto saliera a la luz e imaginamos por la cantidad de protestas que se estaban formalizando, el blog autor del plagio rectificó colocando el poema con su nombre y autoría correspondiente.

Y esto es lo que los firmantes tenemos que decir

Manifiesto por la Autoría

Los escritores/as y artistas firmantes de este manifiesto, hacemos saber:

  • 1- Que estamos orgullosos de crear en libertad, exponer nuestras obras en la Red y que el público las comparta y disfrute.
  • 2- Que defendemos la libertad de expresión creativa, y la originalidad de tantas obras que hemos disfrutado de otros.
  • 3- Que defendemos el derecho a ser reconocidos como legítimos propietarios de nuestra obra, a que se citen nuestros nombres (bien sea nombre o seudónimo que usemos al publicarlas) cuando se difundan, y a que se referencie el lugar original donde se expone o publica.
  • 4- Que no aceptamos la táctica del “copia y pega” sin referencia a autoría original, por considerar que esto constituye un plagio, un abuso a la buena fe del creador y una absoluta falta de respeto por su obra.
  • 5- Que nos solidarizamos con la escritora Rebeca Montañez, en defensa de su derecho a que su obra sea publicada con referencia a su autoría.

6- Que pedimos por tanto, que su poema Cena en Cuatro tiempos, publicado originalmente en http://desdemivoz.blogspot.com sea reconocido como suyo en el blog en el que aparece sin nombre ni autoría. Pues después de solicitarlo en el blog donde aparece de esta manera no se ha dado respuesta a requerimiento.

(Actualmente el punto Seis ha sido subsanado)

Firmantes:

Abbaticchio, Flavia Andrea Docente.
Alenarte Revista. Colectivo.
Amado Rodríguez, Mercedes Pintora.
Amaralis Vega, Carmen Escritora. Científico.
Báez Basteri, Germán. Escritor
Barrero, Hilario Escritor. Traductor
Beca, Adalberto Escritor
Benito, Carlos. Escritor. Director Actually Notes.
Bermúdez Malagón, Marisa Profesora. Escritora.
Bertrand Mira Lola Escritora
C. Zubiaurre, Mireia Socióloga. Escritora
Cantalapiedra, Maria Ángeles Empleada de banca. Escritora.
Cañada, Iasone Escritora. Artista multidisciplinar.
Catalán, Silvia Aída. ( T-A-AR-) Escritora
Cincota, Elizabeth Escritora
Cubero Urbano, Manuel Escritor
Curutchet, Verónica. Escritora
De la Puente Inés. ” SKORPIONA” Escritora
Drewes, Alejandro Filólogo. Crítico literario. Escritor
Ernesto.M, Rodríguez Editor. Escritor.
Felts, Fátima. Escritora. Sector Comunicación.
Fernández, Carlos Adalberto Escritor
Fischinger, María. Profesora. Escritora.
Foro Estrellas y Latidos Colectivo
Forum Literario Letras Libres Colectivo
Garcés, Luciana Periodista
González Gámez, Hugo (”Hugo Rimada”) Ingeniero en electrónica. Profesor. Escritor.
González Velásquez, Carolina. Escritora
Martinelli, Beatriz. Artista plástica y escritora
Martínez Gárate, Luís Nabarralde. Ingeniero Superior de Telecomunicación
Martínez Llongueras. Escritora
Matchornicova, Monik. Escritora
Meléndez Pérez, Nemías Rafael. Escritor
Mira Galmes, Jeroni. Pintor y escritor.
Montañez, Rebeca Escritora
MovimientO NeO SurrealistA Colectivo
Muñoz, Olga Escritora
Ortiz, Patricia Escritora
Pannone, Norberto Escritor
Perez de Hayes Adanellys. Ingeniero. Chef. Escritora.
Perlado. José Julio. Escritor. Periodista
Prieto Vázquez, Luis E. Médico ginecólogo y Escritor. Red Mundial de Escritores en Español (REMES). Revista Literaria Palabras Diversas.
Rivas, Miuris Poeta. Gestora Cultural. Periodista. ( Rep. Dom)
Rodríguez, Alfredo. Crítico Musical
Rodríguez Amorín, Francisco Javier Periodista. Siderúrgico
Rodríguez, Emma Rosa Escritora
Romero, Rafael Profesor de español
Sagrada, Juan Escritor
Sandler, Thelma Escritora
Seguí Collar, Virginia. Historiadora. Ensayista.
Solórzano Murga, Julio Poeta-Escritor. Sociedad de Poetas Región
Varela. Liliana Escritora
Vega García, José Ángel Artista Plástico
William Arte Pintor y escritor
Zentner Catalina Escritora. Directora Revista Estrellas y Latidos

viernes, 9 de mayo de 2008

No, no apagues la luz

Voy a apagar la luz

Te morderé los labios

me llenaré de ti

Armando Manzanero


Quiero verme en tus ojos

arrebatándome el aire en tus jadeos

el peso de tu cuerpo ciñéndome la espalda

hasta que el mundo explote

y se lancen al cielo las múltiples alondras

que desde mis axilas

humedecen tu pelo.


Deja la luz, así, tan cómplice y ligera,

alberga mis auroras,

despójame, floréceme

ingresa en ese círculo de fuego y desmesura

hasta el oscuro fondo de todos mis secretos.


Con la luz encendida azuzando la hoguera

sin pausas ni relojes

entre mordida y besos.

Catalina Zentner

2008

miércoles, 7 de mayo de 2008

La camioneta verde

El tío Natalio era un gigante rubio de ojos color celeste clarísimo.

Trabajador como pocos, ese niño de 1,90, era el único miembro de nuestra familia que poseía vehículo. En la camioneta verde, inolvidable carruaje de nuestras ensoñaciones infantiles, una vez por semana tío Natalio colocaba tablones en la parte posterior descubierta. Y hacía el recorrido buscando a la gente menuda “para dar una vuelta por ahí”.

Mis seis primos, mi hermano y yo éramos los pasajeros de un corto viaje que nos parecía una aventura.

Tío Natalio había nacido en un pueblo ubicado en Galitzia, lo que hoy se conoce como Ucrania. Muy pequeño llegó a Asunción, traído por algunos familiares cuyos nombres se han perdido en el tiempo. Sus padres y hermanos permanecieron en Europa.

Casado con Sara, hermana de mi papá, fue desde el primer momento nuestro tío preferido. Siempre sonriente, su presencia era sinónimo de jolgorio. Salvo aquella tarde que jamás pude olvidar.

Días antes flotaba un ambiente raro, que supe percibir a pesar de mis pocos años. Finalmente papá me tomó en sus brazos y me dijo:

-Vamos a conocer a Ester, la hermana de tío Natalio que acaba de llegar de Europa. Estuvo un poco enfermita, así que no te asustes cuando la veas.

Las palabras de papá fueron insuficientes para alertarme sobre la visión que horas después tendría ante mis ojos.

Me parecía imposible que esa mujercita calva y aterrorizada que pronunciaba frases incomprensibles, pudiese tener algo que ver con el tío que nos llevaba a pasear y colmaba nuestros bolsillos con monedas y golosinas.

Cuando pregunté, con la inocencia de mi corta edad:

-¿Por qué la hermana de tío Natalio tiene esos números azules en el brazo? – se hizo un largo silencio.

Como si de pronto todas las palabras se hubiesen dormido y no habría voces capaces de despertarlas.

Nadie respondió a mi pregunta. Tampoco volví a insistir. Ya tendría tiempo de encontrar respuestas, más adelante.

Pasaron varios meses. Ester recuperó algo de peso, cierta serenidad en la mirada y su cabeza se cubrió con una suave pelusa castaña. Y empezó a conocer los rudimentos de la lengua castellana. Hablaba con un acento muy gracioso provocando nuestra risa, que se la contagiábamos. De esa manera, junto a nosotros, se inició en el aprendizaje de la alegría.

Hasta que al fin llegó el día en que se sumó a nosotros en la camioneta verde, cuando tío Natalio nos llevaba “a dar una vuelta por ahí”.

Años después Ester se casó con un buen hombre y, aunque no pudo tener hijos, volcó en los sobrinos propios y los de su hermano el caudal de amor que hizo las delicias de nuestra infancia.



Catalina Zentner

2007

domingo, 4 de mayo de 2008

De bronce y fuego

Me entrego a la pasión que me condena

a ser de ti una brizna

un desatino

algo que llega y se disipa como el humo

una fruta mordida y desechada

un abejorro ciego en la tormenta

un montón de cenizas

dispersas en el viento de tu incuria.



Catalina Zentner
2008



jueves, 1 de mayo de 2008

Leyendo a IDEA VILARIÑO


Ella guarda el secreto

la armonía

rauda templanza

azules madreselvas

menta y romero para sus abluciones

un pañuelo cosido a sus costillas


Fatídico destino la redime

del pecado venial de sus amores

amores inasibles y precarios

amores inquietantes y dispersos.


Ella es ráfaga

sopla piel gastada

nube cómplice

retrasa mediodías

abra de la memoria

sella pétalos

campanera en la torre de su iglesia.


Ella es Idea

como tal deshumaniza

la endeble tesitura del ideal

y trasvierte la luz

en algún vaso

la humedad de la noche

luz de giro

media vuelta en un cruce de cañadas

doblar a la derecha

acelerando

lejos

donde no puedan alcanzarla.



Catalina Zentner
2008